Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Canarias

La Policía española tiene fichados a varios ‘espías’ de Marruecos controlando a Haidar en el aeropuerto de Lanzarote

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Policías, guardias civiles, y hasta miembros del CNI. La activista Aminetu Haidar ha provocado que el aeropuerto de Lanzarote se llene de agentes desde que el pasado 15 de noviembre iniciase una huelga de hambre después de ser expulsada de Marruecos. Sin embargo, la policía española tiene fichados a otros 'invitados': se trata de espías procedentes del país vecino, que controlan todos los movimientos de la 'pro saharaui' en la terminal. "Desde hace unos días, venimos observando la presencia de varios ciudadanos marroquíes que merodean por el aeropuerto, siempre cerca de donde está Haidar o los periodistas". Estas palabras proceden de una voz autorizada de la Policía Nacional en Lanzarote, consultada por El Confidencial Autonómico. La misma fuente explica que "durante la primera semana los policías intensificamos nuestra labor en el aeropuerto, pero pronto vinieron refuerzos de la Península: guardias civiles y agentes del CNI". Precisamente, la gran acumulación de agentes, curiosos, y periodistas en el aeropuerto es la causa principal que maneja la Policía para explicar la llegada de los 'espías' de Marruecos: "se hacen pasar por turistas, y aprovechan el jaleo para observar y escuchar todo lo que hace o dice Haidar, y también están muy atentos a las reacciones de la prensa". Así, no es extraño ver durante estos días a muchos más marroquíes de los habituales por los pasillos de la terminal 1 del aeropuerto de Lanzarote: "no disimulan mucho, la verdad. Además, todos los días vienen los mismos y ya les conocemos". Según ha podido saber este confidencial, los policías que trabajan estos días en el aeropuerto de Lanzarote deben estar alerta y seguir los pasos de estos 'espías', para evitar posibles enfrentamientos con el entorno de la activista o con la propia Haidar: "no hay que olvidar que esta mujer está aquí porque nada más aterrizar en tierras marroquíes, las autoridades la echaron". Aminetu Haidar llegó a su ciudad natal, El Aaiún, el pasado 13 de noviembre, después de un vuelo, con escala en Gran Canaria, procedente de Nueva York. Sin embargo, las autoridades marroquíes ordenaron la expulsión de la activista, que lleva años protagonizando una guerra contra el gobierno de Marruecos, y que en 2006 vio denegado su pasaporte por parte de los dirigentes del país vecino. Después de un fin de semana en el que el Gobierno español no ha logrado convencer al marroquí de la extradición de Haidar, los policías se mantienen aún más vigilantes: "la situación es extrema, y no descartamos que el entorno de la activista o los agentes enviados por Marruecos salten en cualquier momento".