Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Canarias

La Policía no ha organizado ningún operativo especial en el aeropuerto de Lanzarote por Haidar. En la última semana, los agentes se han visto desbordados

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Pese al 'efecto llamada' que la huelga de hambre de Aminetu Haidar ha provocado en el aeropuerto de Lanzarote, la Policía Nacional no ha organizado ningún operativo especial en la terminal. La última semana ha sido especialmente complicada para los agentes, que se han visto desbordados por la avalancha de periodistas, famosos y curiosos que se han acercado a ver a la activista. "Hemos mantenido el mismo dispositivo en el aeropuerto, sólo enviamos a más agentes para la rueda de prensa que organizó Haidar, pero el resto del día estuvo el mismo número de efectivos. Estas palabras pertenecen a una voz autorizada de la Policía Nacional en Lanzarote. La misma fuente, consultada por El Confidencial Autonómico, explica que "no podemos jugar con la seguridad del resto de los ciudadanos, y por eso no hemos reducido efectivos policiales ni en las calles ni en las comisarías, no sería lógico invertir todos nuestros esfuerzos en el aeropuerto de Lanzarote". No obstante, esta falta de apoyos la están notando los agentes destinados en la terminal isleña. Según ha podido saber este confidencial, la última semana ha sido especialmente difícil para los policías: "en muchos momentos no damos a basto, porque requieren nuestra presencia en muchas partes a la vez". La llegada masiva de periodistas para cubrir la huelga de hambre de Haidar, y también la comparecencia de famosos y curiosos han obligado a los policías a multiplicarse: "esta mujer cada vez tiene más apoyos y no para de venir gente, por lo que tenemos que estar más atentos que antes". Además, la salud de la activista no para de empeorar y los agentes no saben a qué atenerse: "el otro día quiso dar un paseo para tomar aire, y ya fueron los cámaras y demás gente para las afueras. Nosotros intentamos que haya el menor jaleo posible, pero es imposible aunque nos mantengamos en alerta", afirman los policías.