Miércoles 07/12/2016. Actualizado 13:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Canarias

“En ningún momento buscamos a Yeremi Vargas”. Los agentes que investigan el ‘caso kárate’ de abusos a menores desmienten las informaciones de la prensa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El equipo de la Policía Nacional encargado de investigar la supuesta red de pederastia levantada en torno a una escuela de kárate en Gran Canaria decidió a comienzos de esta semana registrar el chalé del principal imputado. La prensa se hizo eco de este movimiento afirmando que los agentes buscaban el cuerpo de Yeremi Vargas, desaparecido hace tres años. "Nuestro cometido era recopilar pruebas incriminatorias de nuestro principal sospechoso en el 'caso kárate', no encontrar enterrado a Yeremi Vargas". Con estas palabras explica una voz autorizada de la Policía Nacional en Gran Canaria el operativo realizado por los agentes en el chalé de Fernando Torres Baena, propietario del gimnasio en el que decenas de menores han afirmado haber sido sometidos a abusos. La misma fuente, consultada por El Confidencial Autonómico, denuncia "el ruido mediático que se ha montado" en torno a esta investigación, lo que ha provocado que desde la Delegación del Gobierno en Canarias se haya ordenado que "no soltemos prenda". La 'noticia-bomba' empezó a gestarse a primera hora de la mañana del pasado martes, cuando la prensa local publicaba que la Policía Nacional iba a realizar excavaciones en el chalé del principal imputado en el 'caso kárate' para encontrar el cadáver de Yéremi Vargas. "El primero en dar esa 'información' fue 'Canarias 7', y en pocos minutos todo el mundo se hizo eco: 'La Razón' tardó poco en colgarlo en su web", explican desde la Policía Nacional. Efectivamente, publicaciones de tirada nacional aseguraron, a través de sus portales en Internet, que un profesor del joven desaparecido estaba implicado en el 'caso kárate', por lo que la policía buscaba el cuerpo del menor en la vivienda de Fernando Torres Baena. La reacción por parte de la Administración no se hizo esperar. La Delegada del Gobierno en Canarias, Carolina Darias, calificó estas noticias como un acto de "irresponsabilidad e imprudencia" por parte de los medios. Darias aprovechó para recordar que las excavaciones "proceden de un acto judicial, que está bajo secreto de sumario".