Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Canarias

Tres patrones de pateras se fugan de un centro de Tenerife que el Gobierno ‘vende’ como lugar de acogida y donde no se instalan barrotes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La falta de vigilancia y de barrotes en el Centro de Internamiento Temporal de Extranjeros (CITE) provocó que tres inmigrantes subsaharianos que arribaron a las costas de Tenerife el pasado día 12 escaparan del control policial. Los agentes de la isla han confirmado que los tres fugados eran los patrones que llevaron el cayuco hasta el puerto de Los Abrigos. "Los únicos que quieren escapar del CITE son los patrones de los cayucos, ya que saben que el resto de los inmigrantes les señalan para conseguir su libertad cuando pasan a disposición judicial en Hoya Fría". Estas palabras proceden de una voz autorizada de la policía de Tenerife, consultada por El Confidencial Autonómico¸ que afirma, además que los tres huidos consiguieron irse del Centro la última noche antes de ir a los juzgados. Las mismas fuentes explican que el Centro de Internamiento Temporal de Extranjeros, inaugurado en abril de 2.008, es en realidad la ampliación de los calabozos de Las Américas, que no daban abasto por la masiva llegada de 'sin papeles' desde el verano de 2.007. "El problema del Centro es que lo han vendido como un centro de acogida, cuando no lo es", reconocen a este confidencial agentes de la policía tinerfeña. Esta 'equivocación de términos' y el hecho de que se construyera "precipitadamente", han provocado que las medidas de seguridad sean "escasísimas". De hecho, "hasta hace bien poco no disponíamos de cámaras de seguridad, y las únicas rejas que existen en todo el recinto, es en la ventana de la habitación donde estamos los policías". Los agentes de Tenerife han recordado que ésta no es la primera huida que sufren las nuevas instalaciones desde que comenzaron a funcionar: "ya vamos por la cuarta". Las tres anteriores, recogidas en estas páginas, tuvieron lugar en las siguientes fechas: -- El 7 de mayo de 2008, al escaparse dos inmigrantes; -- El 3 de junio del mismo año, con un solo huido; -- Y dos fugados más en noviembre de 2008. La falta de equipamiento no es la única facilidad que encuentran los indocumentados para poder escapar: "sólo les vigilamos dos compañeros, por lo que no damos abasto. Además, el hecho de separarnos e ir cada uno por nuestro lado pondría en peligro nuestra propia seguridad".