Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Canarias

El presidente del Cabildo de Fuerteventura vive en una casa sin licencia. El ayuntamiento de la localidad mira para otro lado

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Mario Cabrera, presidente del Cabildo de Fuerteventura desde 2007, decidió hace años construirse una casa en la localidad en la que había nacido: La Matilla, en el Puerto del Rosario. Sin embargo, el inmueble fue construido sin licencia, y una sentencia señalaba que la construcción no podía ser habitable. A pesar de estas decisiones judiciales, el ayuntamiento de local no ha tomado cartas en el asunto. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, la Oficina Técnica del ayuntamiento del Puerto del Rosario ordenó, a través de una orden municipal, la paralización de las obras que estaba llevando a cabo Mario Cabrera en 1991 en La Matilla, con el objetivo de construir, sin licencia, una vivienda particular. La ordenanza instaba al actual presidente del Cabildo de Fuerteventura a solicitar la licencia en un plazo máximo de un mes, pero dicha solicitud nunca se llegó a producir. Un año más tarde, y sin haber detenido las obras, Mario Cabrera, recibe un expediente de Infracción Urbanística, en el que se le informa que "la obra no puede ser legalizable en su totalidad, por exceder sus dimensiones el círculo de 15 metros de diámetro de suelo rústico, residencia agrícola dispersa, grado 1". No obstante, y a pesar de este expediente abierto, la construcción del inmueble continuó hasta su finalización, con el consiguiente traslado de Cabrera a su nueva casa. Para que esto fuese posible, el ayuntamiento del Puerto del Rosario ha tenido que conceder los servicios de gas, agua, calefacción, etc. Este confidencial se ha puesto en contacto con el consistorio, dirigido por Marcial Morales Martín, de Asamblea Majorera, partido fundado, precisamente, por Manuel Cabrera en 1977. Los responsables de comunicación del ayuntamiento han confirmado a ECA la existencia del inmueble de La Matilla, pero nadie del equipo de gobierno ha querido explicar esta situación: al momento de cerrar esta edición, no se había recibido respuesta