Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Canarias

El caso de los secuestrados en Mauritania provoca el pánico en otros cooperantes. Una organización canaria deriva su ruta hacia Gambia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El secuestro por parte de Al Qaeda de tres cooperantes de Acción Solidaria en Mauritania el 29 de noviembre ha calado hondo en otras organizaciones solidarias que tenían proyectos humanitarios en el país africano. Una fundación canaria se ha visto obligada a desviar su itinerario. La Fundación Marco Ojeda tenía previsto realizar, a comienzos de año, una 'ruta transahariana' para atender a niños con problemas bucales de Mauritania y Senegal, pero los últimos acontecimientos han provocado que los responsables de la acción humanitaria hayan tenido que modificar sus planes. "Íbamos a ir a Mauritania a pesar de todo, pero la familia nos ha convencido para que lo dejemos para otra vez". Estas palabras pertenecen al director de la fundación, que reconoce la "dificultad de viajar ahora aquí". La misma fuente, consultada por El Confidencial Autonómico, explica que "nosotros estuvimos ya en Mauritania el mes de mayo, y jamás pensamos que podía pasar lo que ha sucedido. De hecho, una de nuestras rutas habituales pasaba, precisamente, por la carretera en la que fueron secuestrados los tres cooperantes de Acción Solidaria". Según ha podido saber este confidencial, la Fundación Marco Ojeda todavía cuenta con un efectivo en Mauritania. "Él también ha sido decisivo en nuestra decisión de no volver este año para allá. Nos comenta que ahora tiene una protección increíble, que antes no tenía, pero que tanta 'escolta' dificulta mucho las labores de asistencia". Pese a las dificultades, los responsables de la 'ruta transahariana' han decidido seguir adelante con el proyecto, pero cambiando parte del recorrido: "Hemos cambiado el paso por Mauritania por una visita a Gambia. Eso sí, nuestra parada en Senegal no ha sufrido ningún tipo de modificación". La fundación llegará a tierras africanas en febrero, y su labor humanitaria durará hasta mayo. "Lo que más nos duele es que no podamos asistir a los 4.000 niños de cinco a dieciséis años que íbamos a tratar en Mauritania, pero los chavales de Gambia se verán beneficiados", afirma el director de la asociación.