Lunes 21/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cantabria

Bruselas amenaza el futuro de la pesca española. La propuesta de reducir el número de navíos y caladeros en el Cantábrico no ha sido rechazada por el Gobierno Zapatero

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Reforma agraria... y también pesquera. Después de proponer reducir las subvenciones al campo español con una nueva re distribución de los pagos, Bruselas impulsó una reforma de la Política Pesquera que pretende reducir el número de navíos y caladeros del Cantábrico. La iniciativa, que se votará el próximo año, no ha recibido el rechazo del Gobierno español.

Según fuentes bien situadas en Bruselas, a las que ha tenido acceso El Confidencial Autonómico, el documento presentado por la comisaria europea Maria Damanaki en julio de este año “pone su punto de mira a la pesca en España, ya que habla de luchar contra exceso de capturas en el Cantábrico y entre los países mediterráneos”.

En concreto, Bruselas propone establecer nuevas cuotas para las grandes pescas y reducir la flota de navíos que salen a alta mar, “lo que afectaría sobre todo, a los pescadores de Galicia y País Vasco dentro de España”.

Cantabria y sus caladeros de anchoas también sufrirán los cambios impulsados en la reforma de la Política Pesquera Común: “Damanaki quiere cerrar gran parte de los existentes en la actualidad porque considera que hay más captura que consumo”.

Las fuentes antes citadas explican que “algunos Gobiernos ya han mostrado su oposición a esta iniciativa, pero España no se ha pronunciado en este sentido, tal y como ha pasado con la PAC”.

La iniciativa de la comisaria europea se debatirá en la Comisión Europea el año que viene, y “el nuevo ministro de Agricultura y Pesca español deberá pelear duro para conseguir que la propuesta inicial pueda ser adaptada a la realidad de la pesca en el Cantábrico”.

No lo tendrá fácil, advierten desde Bruselas: “Los países escandinavos y del norte de Europa están a favor de la reforma, pueden hacer un frente común mayoritario y habrá que hacer mucho trabajo, casi diplomático, para llegar a un acuerdo bueno para todos”.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·