Sábado 23/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cantabria

Reclama mayor vigilancia para evitar incidentes

La Fundación Oso Pardo pide regular el turismo de observación en Cantabria

Cantabria

La población de esta especie se ha triplicado en veinte años, lo que ha atraído a un número creciente de personas que visitan las zonas donde habitan los animales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ante el aumento de osos en la Cordillera, una fundación pide legislar el turismo para observar estos animales y garantizar la seguridad de los ejemplares y los visitantes


Imágenes de la Fundación de Oso Pardo de los animales en Cantabria Imágenes de la Fundación de Oso Pardo de los animales en Cantabria

La presencia del oso pardo en Cantabria ha aumentado en los últimos años hasta situarse en 230 ejemplares que viven en la región. A pesar del aumento, esta especia sigue estando en la categoría de peligro de extinción.

El trabajo de las administraciones locales y regionales, las ONG, los cazadores y el Ministerio de Medio Ambiente han hecho posible el afianzamiento del oso pardo en Cantabria. En los últimos 20 años se ha triplicado la población de esta especie hasta situarse en los 230 ejemplares.

El Confidencial Autonómico conversó con la Fundación Oso Pardo, que trabaja en la conservación y estudio de estos animales, para conocer las razones de ese aumento de población y los desafíos que existen al habitar en zonas cercanas a la presencia humana y para el turismo que desea ver este animal en España.

Esta fundación recuerda que hay que desarrollar una legislación para regular el turismo de observación de ejemplares en Cantabria. Ante el aumento de este tipo de turismo en la cordillera –a su juicio- es un factor interesante que puede beneficiar al comercio y la economía local, además de ser un atractivo turístico.

Sin embargo, sostienen que es necesario organizarlo de manera que no interfieran en el hábitat de los osos ni haga que se familiaricen a la presencia humana. Por lo tanto, este tipo de turismo hay que hacer a una distancia prudencial y que no sea masificado en lugares inapropiados. Por lo que sería necesaria una regulación y vigilancia de este tipo de actividad.

Los factores que han llevado al aumento de los osos pardos

Según las fuentes consultadas, el trabajo para que su hábitat esté dentro de la red natural ha sido un paso decisivo. Sin embargo, lamenta que existan carencias en la Red Natura 2000, el plan para la protección del medio natural y rural de la comunidad.

Otros de los factores del aumento de los osos ha sido la reducción de la caza furtiva gracias a una legislación que castiga con dureza estos ataques y la colaboración de los cazadores. En cambio, quedan por resolver los problemas como lazos de caza y venenos que pueden afectar también a los osos.

Entre los retos que planea este aumento de ejemplares está el posible incremento de daños que pueden propiciar los osos a haciendas de miel, árboles frutales y ganado. La Fundación plantea que hay que tomar medidas de prevención antes de que sucedan estos posibles problemas.

Una medida que recomienda las fuentes consultadas por este diario es no instalar haciendas de miel que no estén cercadas por una valla electrificada. Esta medida evitaría el destrozo por parte de estos animales en la producción de miel.

Otro de los desafíos es la cercanía de los osos a pueblos y localidades. Esto podría hacer que los animales se familiarizasen a la presencia humana lo que podría ser un peligro en potencia para la población. Estos animales podrían ir a buscar su comida a los pueblos, a las basuras y plantaciones cercanas y actualmente la administración no está dotada de medios para intervenir en situaciones como esta.


Etiquetas
, , ,
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·