Lunes 21/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Castilla la Mancha

Informe de CSIF con datos de la administración

Castilla-La Mancha ha reducido un 10% la plantilla de la sanidad desde 2011

Castilla-La Mancha

El Servicio de Salud tenía 29.754 trabajadores; cuatro años después cuenta con 2.837 profesionales menos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los recortes presupuestarios han provocado la reducción del personal sanitario que trabaja en los hospitales y centros de salud públicos de toda España. En Castilla-La Mancha, cuando el gobierno ha estado dominado en casi todo el período por el Partido Popular, el recorte ha sido del 10% de la plantilla en cuatro años.

Hospital Virgen de la Salud de Toledo. Hospital Virgen de la Salud de Toledo.

Así lo asegura el sector de Sanidad de CSIF en esta región en un informe consultado por El Confidencial Autonómico y que el sindicato de funcionarios ha elaborado con datos aportados por la propia administración sanitaria de Castilla-La Mancha.

En enero de 2011, la plantilla del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) estaba compuesta por 29.377 trabajadores. A estos se unieron en la segunda mitad de 2013 los 377 empleados que empezaron a trabajar en el Hospital Provincial de Toledo; en total, 29.754 personas trabajaban en la sanidad pública castellanomanchega.

Cuatro años después, en enero de 2015, el Sescam contaba con 26.917 trabajadores entre funcionarios y empleados estatutarios. Es decir, en estos años -que coinciden casi en su totalidad con el gobierno popular de María Dolores de Cospedal, tras las elecciones de mayo de 2011- el sistema público de salud de Castilla-La Mancha ha perdido 2.837 puestos de trabajo, lo que supone una reducción de en torno al 10% de la cifra inicial.

Desde CSIF hacen una comparación para mostrar la magnitud de la disminución de plantilla: una reducción de 2.837 sanitarios equivale a que “de un plumazo hubiese desaparecido toda la asistencia sanitaria de la provincia de Cuenca”.

El desglose de los recortes por provincias es de 843 empleados menos en Ciudad Real, 821 en Toledo, 575 en Cuenca, 438 en Guadalajara y unos 160 en Albacete.

El sindicato de funcionarios denuncia que “esta política sanitaria de destrucción masiva de empleo”, las altas tasas de temporalidad y la falta de inversiones en infraestructuras están provocando que se resienta la calidad asistencial que se presta a los pacientes en los hospitales y centros de salud de Castilla-La Mancha.

Además, desde CSIF aseguran que esta reducción de plantilla también tiene como causa “que los trabajadores estén soportando una cargas de trabajo excesivas que están poniendo en riesgo la seguridad y salud de los profesionales y la de los propios pacientes”.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·