Jueves 24/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Castilla la Mancha

Encuestas a un año y medio de las elecciones

El PP revalidaría su mayoría absoluta en Castilla-La Mancha con 3 escaños más que PSOE e Izquierda Unida

Castilla-La Mancha

La popular Claudia Alonso ganaría la alcaldía de Toledo, según los sondeos que maneja Cospedal

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El PSOE de Castilla-La Mancha va a solicitar formalmente el adelanto electoral en la región. María Dolores de Cospedal cuenta con mayoría absoluta para rechazar la propuesta pero, además, maneja encuestas propias que arrojan un resultado positivo para ella: de convocarse las elecciones ya, el PP volvería a conseguir la mayoría absoluta, con un margen mayor sobre la oposición que el conseguido en 2011.

La presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, observa al líder del PSOE de la región, Emiliano García-Page. María Dolores de Cospedal, observa al líder del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

La actualidad política en Castilla-La Mancha se ha visto agitada los últimos días por encuestas y peticiones de adelanto electoral. Todo comenzó con la publicación, en La Tribuna de Albacete, de una encuesta de NC Report.

Dicho sondeo otorgaba de nuevo al PP la mayoría absoluta que ya consiguió en 2011. En esta ocasión, los populares conseguirían 27 escaños, por los 26 que sumarían el PSOE (23) e Izquierda Unida, que entraría en las Cortes castellanomanchegas con 3 diputados.

Con estos datos, los socialistas de la región retaron a María Dolores de Cospedal a convocar elecciones anticipadas. De hecho, el secretario general del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado que en dos semanas llevará al parlamento regional una iniciativa para pedir formalmente que los castellanomanchegos acudan a las urnas de forma anticipada.

Las encuestas del PP mejoran la mayoría absoluta del 2011

En el Partido Popular ven todos estos movimientos con tranquilidad. Fuentes del PP regional aseguran a El Confidencial Autonómico que, aparte de que su mayoría absoluta en las Cortes bloqueará la propuesta de García-Page, sus propias encuestas les hacen afrontar lo que queda de legislatura sin agobios electorales.

De acuerdo con las encuestas que manejan los populares de Castilla-La Mancha, la distancia entre el actual partido en el Gobierno y la oposición sería aún mayor de lo que reflejaba el estudio demoscópico de NC Report para La Tribuna de Albacete.

En concreto, de celebrarse ahora las elecciones, el PP revalidaría su mayoría absoluta, con una diferencia de 3 escaños sobre PSOE y IU. Eso quiere decir que los 53 diputados que componen las Cortes regionales se repartirían entre los 28 escaños populares y los 25 que sumarían socialistas y comunistas.

Estos resultados supondrían una ligera mejoría para el Partido Popular respecto a la situación actual. Ahora, en un parlamento autonómico con 49 escaños, el PP tiene 25 diputados, frente a los 24 del PSOE.

El escenario que arroja esta encuesta que manejan los populares castellanomanchegos muestra que el PP estaría un escaño (28) por encima de la mayoría absoluta (que estará en 27).

Reconquista de Toledo tras dos legislaturas de García-Page

La encuesta, según explican a El Confidencial Autonómico fuentes del PP regional, también se refiere a las elecciones municipales en la capital regional, Toledo. Si bien los comicios locales no se pueden adelantar, la posición de Emiliano García-Page influye poderosamente en la situación política de la ciudad.

Si, como es probable -y si no decide dar el salto a la política nacional, concurriendo a las primarias del PSOE, por ejemplo- García-Page es el candidato socialista a la presidencia de la Junta de Castilla-La Mancha, abandonaría la alcaldía de Toledo y no volvería a ser cabeza de lista municipal.

Eso daría aún más opciones al candidato popular. De acuerdo con el sondeo elaborado para el Partido Popular, la actual portavoz en el pleno municipal, Claudia Alonso, conseguiría arrebatar la alcaldía al PSOE, que ganó en 2011 (12 escaños frente a los 11 del PP) pero que tuvo que pactar con los 2 concejales de Izquierda Unida.

De esta forma, los sondeos que obran en poder de María Dolores de Cospedal no pueden ser más optimistas: no sólo refuerza su mayoría absoluta en la región, sino que también arrebata al PSOE su mayor centro de poder en Castilla-La Mancha, asestando un duro golpe a su rival, Emiliano García-Page, que gobierna Toledo desde 2007.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·