Miércoles 07/12/2016. Actualizado 13:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Castilla y León

El 11 de enero, fecha ‘tope’ para la fusión entre Caja Duero y Caja España. Las negociaciones se intensifican para acordar las prejubilaciones y reducir el número de consejeros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los representantes de Caja Duero y Caja España se han marcado el 11 de enero como fecha límite para cerrar la fusión de ambas cajas. El acuerdo no será fácil: los sindicatos denuncian el exceso de consejeros que tendría la nueva entidad (280), y piden más prejubilaciones. Tal y como informó El Confidencial Autonómico -véalo aquí-, el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, aún ve posible la unión de las dos cajas, pero lo cierto es que existen importantes puntos de desencuentro entre las comisiones negociadoras. Directivos de ambas cajas reconocen a este confidencial que desde el 28 de diciembre, día en que se reunió la mesa sindical, "las posiciones se han distanciado mucho". El encuentro sirvió para conocer las líneas generales del plan de viabilidad elaborado por la consultora KPMG, que incluye la amortización de 846 puestos de trabajo (300 en Caja Duero y 546 en Caja España) y el cierre de 253 oficinas, 116 de Caja Duero y 147 de Caja España. A todos estos desencuentros se une el tema de la movilidad laboral. Aunque en el análisis confidencial realizado por la consultora se habla de movilidad voluntaria, algunos de los presentes en la primera reunión de sindicatos, comité de empresa y patronal, aseguran que "lo que quieren en las cajas es movilidad forzosa, en función de las necesidades de la entidad, no del trabajador".