Jueves 24/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Castilla y León

Dirigentes populares prevén impugnaciones en algunas provincias

Congreso del PP de Castilla y León: se avecina ‘lío’ por los censos de las primarias

Juan Vicente Herrera y el aparato regional se decantan por Antonio Silván (alcalde de León) mientras que desde Génova Martínez Maíllo respalda a Alfonso Fernández Mañueco (de Salamanca)

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La renuncia de Juan Vicente Herrera va a posibilitar una pugna en Congreso Regional del Partido Popular de Castilla y León entre dos candidatos: Alfonso Fernández Mañueco, alcalde de Salamanca, y Antonio Silván, primer edil de León. Antes de la votación entre los afiliados del 17 de marzo, se tendrán que elaborar los censos, lo que es probable que provoque tensiones internas.

Alfonso Fernández Mañueco y Antonio Silván, ahora candidatos a presidir el PP de Castilla y León. Alfonso Fernández Mañueco y Antonio Silván, ahora candidatos a presidir el PP de Castilla y León.

Este viernes 10 de marzo presentaron los avales necesarios para presentarse a la presidencia del PP de Castilla y León los dos candidatos: los alcaldes de Salamanca y León, Alfonso Fernández Mañueco y Antonio Silván.

La sucesión se abrió después de que Juan Vicente Herrera anunciara que no se presenta al Congreso. De esta forma Herrera se desprende del poder orgánico, y prepara así su salida de la Junta de Castilla y León como tarde en 2019, ya que no se presentará a las próximas elecciones autonómicas. Herrera no ha atendido a la petición de Mariano Rajoy de que permaneciera al frente del PP regional para no dar lugar a divisiones internas.

Juan Vicente Herrera se ha esforzado en no declarar públicamente a quién prefiere como sucesor en el Partido Popular castellanoleonés, pero fuentes internas consultadas por El Confidencial Autonómico confirman que el presidente saliente se decanta por Antonio Silván.

Por su parte, Alfonso Fernández Mañueco cuenta con el respaldo de Fernando Martínez Maíllo, el recientemente ascendido por Rajoy a coordinador general y responsable electoral y de Organización del PP nacional, lo que implica el apoyo de la sede nacional de la calle Génova de Madrid.

División por provincias

Este sábado 11 de marzo se hacen oficiales las candidaturas para estas “primarias” que habrá por vez primera en el PP regional. Los militantes tienen hasta el 14 de marzo para inscribirse para poder votar al presidente: las elecciones internas tendrán lugar el viernes 17 de marzo, al mismo tiempo que se elige a los compromisarios que acudirán al congreso del 1 de abril.

Dirigentes populares de Castilla y León aseguran a ECA que en estos días se prevé que se produzcan tensiones internas a cuenta de los censos de afiliados que podrán votar en las primarias.

Quienes quieran participan en la elección del sustituto de Juan Vicente Herrera tendrá que rellenar una ficha y entregarla o en una sede del partido, o por correo electrónico. Además, para tener derecho a voto habrán de estar al corriente de las cuotas de afiliado, algo que en el caso del Partido Popular está muy extendido no hacer.

Las fuentes consultadas explican que como las direcciones provinciales se han ido decantando por Fernández Mañueco o por Silván, es de prever que habrá conflictos, ya que seguramente tanto una como otra candidatura impugnarán y pondrán en duda los censos de militantes de las provincias controladas por los partidarios de su rival.

Por ejemplo, con el alcalde de León, Antonio Silván, se han alineado los líderes provinciales de León, Burgos, Valladolid, Palencia y Ávila. Alfonso Fernández Mañueco contaría con el apoyo de Salamanca, Segovia y Zamora, mientras que en Soria no hay un respaldo claro por la división interna.

El apoyo orgánico es muy relevante porque el sistema que estrena el PP indica que los compromisarios tendrán la última palabra en el congreso regional del 1 de abril, a no ser que la victoria de un candidato en las votaciones entre las bases sea rotunda: tendría que conseguir sacarle 15 puntos de diferencia, y además ganar en al menos cinco de las nueve provincias de Castilla y León.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·