Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Castilla y León

La Guardia Civil se niega a conceder el mando de una comandancia a un hijo de Tejero, protagonista del 23-F, y le coloca en un puesto burocrático en Castilla Y León

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ser responsable de una Comandancia es el paso previo para poder llevar en el futuro el fajín de general. Un hijo del teniente general que protagonizó la entrada en el Hemiciclo el 23 de febrero de 1981 persiste en los recursos para dirigir una Comandancia que, la Guardia civil, le está negando. Según las fuentes citadas por El Confidencial Digital, el teniente coronel Antonio Tejero Díez, hijo del teniente general que le dio el nombre, ha recibido respuestas negativas de la Dirección General para ocupar vacantes en Comandancias como las de Melilla, Guadalajara o Ávila. En otros casos se señala que las vacantes han sido cubiertas por mandos con inferior baremo. Además, los recursos que ha interpuesto el miembro de la Benemérita ante la negativa oficial no están dando sus frutos, afirman las mismas fuentes. La argumentación jurídica es correcta, aunque hay quien apunta que el rechazo se debe a que "los pecados de su padre los está pagando él injustamente". Actualmente, el afectado está cubriendo un puesto burocrático en el área de Personal de la zona de Castilla Y León. Hay que recordar que la Comandancia es la unidad operativa fundamental en la Guardia Civil. Existen tantas como provincias salvo algunas como Cádiz o Coruña donde la población es mayor que en otras zonas de España. Suelen estar dirigidas por tenientes coroneles o coroneles y los responsables que han pasado por cualquiera de ellas culminan su carrera profesional con el fajín del generalato.