Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Castilla y León

Industria propondrá a la Comisión Nacional de la Energía graves multas y la pérdida de licencias a los productores fotovoltaicos que ‘generaron’ energía de noche

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El escándalo ha salpicado sobre todo a la Junta de Castilla y León, de donde provienen aproximadamente el 65 por ciento de los casos sospechosos de fraude. Más de 500 instalaciones fotovoltaicas de toda España han sido denunciadas por Industria después de corroborar que algunas de ellas pasaban 'factura' por megavatios producidos de noche, cuando la falta de sol impide la producción. Ya se barajan fuertes sanciones y la pérdida de licencias. La semana pasada, Industria envió una carta dirigida a Maite Costa, presidenta de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) instando al organismo a investigar datos confusos en la 'factura' de producción de energía solar. El Ministerio de Industria es quien abona a los productores las subvenciones por kilovatio producido -entorno a los 0,27 euros-. Cuando se estaban analizando los datos de producción, saltaron las alarmas: Algunos 'huertos' solares estaban produciendo energía de noche, sin luz solar. Según los datos del Gobierno, entre noviembre y enero, en pleno invierno, el sistema eléctrico recibió 4.500 megavatios/hora producidos por plantas solares entre la medianoche y las siete de la mañana, más otros 1.500 entre las 19.00 y las 23.00 horas. En la carta enviada a la CNE se exigía la apertura de expedientes informativos para analizar si existía algún tipo de práctica fraudulenta, o se trataba únicamente de errores de medición. Sin embargo, tal y como confirman a El Confidencial Autonómico fuentes de la patronal de productores de energía solar, "ya se han dado casos en los que se vertían a la red kilovatios producidos por grupos electrógenos". Pero establecer la existencia de un fraude es "muy complicado para los organismos reguladores". Desde Industria, un portavoz oficial del gabinete de Miguel Sebastián asegura que el sistema actual de energía solar se compone de cerca de 50.000 instalaciones, "todas muy pequeñas", por lo que resulta difícil comprobar de donde provienen los posibles fraudes. Por otra parte, tal y como ha podido saber este confidencial, Industria sigue a la espera de que la CNE recoja los datos y extraiga conclusiones y, en caso de detectarse prácticas poco ortodoxas, exigirá "sanciones muy graves, de tipo económico, así como la suspensión de las licencias a los productores involucrados en estas prácticas".