Jueves 19/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Castilla y León

Disturbios en Gamonal

Izquierda Unida proyectó en Burgos bulevares con carriles bici y aceras amplias como los que ahora rechaza

Castilla y León

Lo recogía en el programa electoral con el que se presentó a las municipales de 2011. Vea el documento

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La remodelación de la calle Vitoria, en el barrio burgalés de Gamonal, ha provocado un estallido de protestas y disturbios de vecinos contrarios al proyecto. Desde la oposición municipal, Izquierda Unida se ha puesto del lado de los manifestantes y contra el bulevar. En el programa electoral que presentó a las elecciones municipales de 2011, IU proponía medidas como la construcción de aparcamientos y aseguraba que ampliar los carriles para el tráfico no soluciona los atascos.

Portada del programa electoral de IU en Burgos; y recreación del bulevar proyectado en la calle Vitoria.

El proyecto del ayuntamiento de Burgos -que ayer fue paralizado por orden del alcalde, Javier Lacalle- era transformar la calle Vitoria, que actualmente tiene una calzada con dos carriles para cada sentido de la circulación, en un bulevar.

Las obras consistían en ensanchar las aceras, acabar con los espacios para aparcar en línea, reducir de dos a uno los carriles para cada sentido, y habilitar entre ellos un carril bici. Además, se iba a construir un aparcamiento subterráneo debajo de esa zona.

Las protestas de los vecinos de Gamonal han contado con el apoyo de partidos de la oposición como Izquierda Unida, que ayer mismo celebraba en Twitter la paralización de las obras: "El esfuerzo heroico de una ciudad contra la tiranía ha dado sus frutos. Hemos parado las obras del bulevar!". La coalición, en un comunicado, aseguró que esta remodelación de la calle Vitoria “deja sin aparcamiento público a los burgaleses y embotellará la circulación debido a sus sólo dos carriles”.

Promesas electorales para las municipales de 2011

Sin embargo, el posicionamiento de la coalición de izquierdas era muy distinto hace pocos años. Al menos en 2011, cuando se presentó a las elecciones municipales de Burgos con un programa electoral que, según ha comprobado El Confidencial Autonómico, recoge propuestas muy similares a las que pone en práctica este bulevar.

En primer lugar, Izquierda Unida de Burgos pedía configurar una ciudad “con aceras anchas”: “Se debe aumentar la conectividad con la creación de tramas urbanas interconectadas y jerarquizadas, desde las calles estrechas y los callejones a los bulevares, con espacios de calidad que alienten el paseo”.

Como ya se ha dicho, IU asegura ahora que el nuevo bulevar “embotellará la circulación debido a sus dos carriles”. En el programa electoral de 2011 afirmaba que “es necesario dejar de aplicar la receta de que las congestiones de tráfico se solucionan con una ampliación del viario, pues estas ampliaciones sólo empeoran el problema a medio plazo”.

Además, se mostraba partidario de “ciudades pensadas en todo tipo de personas que no privilegie el tráfico rodado”.

Aparcamientos disuasorios en las afueras

La nueva calle Vitoria, tras las obras ahora paralizadas, iba a contar con un carril bici entre los dos carriles destinados al tráfico de vehículos. En su programa electoral, Izquierda Unida apostaba por el “fomento del uso de la bicicleta como medio de desplazamiento alternativo y menos contaminante en detrimento del vehículo privado”.

Para incentivar ese uso de la bicicleta como medio de transporte, IU proponía que “en las próximas zonas de urbanización se pondrán carriles específicos que no tengan que compartir con zonas peatonales, sino las de tráfico rodado”.

La construcción de aparcamientos (como es que se iba a instalar bajo la calle Vitoria) también era una de las promesas electorales de Izquierda Unida; en el apartado de “Gestión de aparcamiento”, incluía su propuesta de “construcción de aparcamientos disuasorios junto a las rondas, las personas que lleguen a la ciudad podrán dejar sus coches cómodamente pues se pretende que estos aparcamientos disuasorios estén conectados con el transporte público”.

En el caso del aparcamiento del Gamonal, su emplazamiento se encuentra cerca de la entrada a Burgos por la carretera de Logroño, que viene de la capital riojana.

Negociando con las compañías concesionarias, la coalición de izquierdas pretendía conseguir que aparcar en estos párking subterráneos fuera más barato que hacerlo al aire libre, para regular mejor el tráficos. “Los aparcamientos se integrarán en los barrios, como un edificio más pero con plantas de aparcamientos en lugar de pisos y con tejados fotovoltaicos”, proponía Izquierda Unida para Burgos en las elecciones municipales de 2011.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·