Miércoles 23/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Castilla y León

Castilla y León ha perdido en seis años el equivalente a la provincia de Soria

Piden 100 millones de euros para frenar la despoblación de Ávila, Segovia y Salamanca

Los regionalistas del Partido Castellano reclaman inversiones y planes europeos, nacionales y autonómicos ante el descenso de habitantes y el envejecimiento de las zonas rurales

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La “sangría poblacional” que sufre Ávila se agudiza: esa es la conclusión alarmante a la que han llegado en el Partido Castellano, formación regionalista de las dos Castillas. La comparación de datos oficiales de los últimos años sirven de argumento a los regionalistas para pedir que se tomen medidas para evitar que se extiendan los “desiertos demográficos” por Castilla y León.

Blasconuño de Matacabras, el municipio menos poblado de Ávila con sólo 15 habitantes. Blasconuño de Matacabras, el municipio menos poblado de Ávila con sólo 15 habitantes.

Desde el Partido Castellano denuncian los datos alarmantes que se desprenden de los informes poblaciones del Instituto Nacional de Estadística (INE) y que hacen referencia a la provincia de Ávila.

Y es que en los últimos cinco años, esta provincia castellanoleonesa ha perdido 7.000 habitantes, una cifra que puede parecer baja pero que es importante teniendo en cuenta que la población de Ávila ya es “sólo” alrededor de 174.000 habitantes.

La despoblación que afecta especialmente al interior de España, a provincias de las dos Castillas y Aragón sobre todo, se aceleró el año pasado en Ávila: casi 2.700 habitantes menos al terminar el 2015. Y las previsiones para 2029 son que habrá perdido otros 20.000 habitantes; si en 1950 Ávila representaba el 0,9% de la población de toda España, en 2015 ya era sólo el 0,35%.

Un plan europeo contra la despoblación

Por estos datos de caída de habitantes y por el envejecimiento de la población -es la sexta de España, con el 25% de los habitantes con más de 65 años-, el Partido Castellano reclama que se pongan en marcha planes de inversión para dinamizar las zonas rurales de Ávila y frenar la marcha de miles de jóvenes, sobre todo, que dejan los pueblos y la provincia.

Concretamente, los regionalistas piden que se cree una figura europea denominada Inversión Territorial Integrada (ITI) que incluya las comarcas más pobladas no sólo de Ávila, sino también de las provincias de Segovia y Salamanca. Y quieren que este plan se dote con 100 millones de euros para invertirlos en proyectos en las zonas más despobladas de estas provincias de Castilla y León.

La petición del Partido Castellano llegará al Congreso de los Diputados, pese a no tener allí representación. Lo hará en su lugar Joan Baldoví, de Compromís, ya que la coalición nacionalista valenciana tiene un acuerdo de colaboración con el Partido Castellano y con otras fuerzas regionalistas y nacionalistas. Baldoví presentará esa petición de que las comarcas de Ávila más despobladas puedan incluirse en una Inversión Territorial Integrada de la UE orientada a combatir la despoblación.

Actialmente ya existen varias de estas iniciativas con apoyo de la Unión Europea aprobadas en España. Existe la “ITI Azul”, dirigido a las zonas costeras de las regiones que dan al Océano Atlántico (Galicia, Asturias, Cantabria, País Vasco, también Andalucía y Canarias); otra en el Mar Menor de Murcia; y en la provincia de Cádiz. Además, Soria, Cuenca y Teruel (otras provincias muy afectadas por la despoblación) están ya gestando una propuesta de Inversión Territorial Integrada bajo la consideración de Área Escasamente Poblada del Sur de Europa.

Dentro de ese plan el Partido Castellano propone que se incluyan medidas para crear empleo y tejido productivo en las zonas rurales de Ávila, Salamanca y Segovia; ayudas a la natalidad; creación y no supresión de escuelas e institutos rurales; revertir los recortes en atención sanitaria en los pueblos más pequeños; mantener y aumentar las líneas de transporte público; extender las redes de telefonía móvil e Internet; impedir la supresión y fusión de municipios y entidades locales menores; incluso introducir beneficios fiscales, con desgravaciones de IRPF y tipos reducidos del IVA en esas zonas.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·