Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Castilla y León

Programa de su candidatura municipal “Sí Se Puede”

Podemos Valladolid no quiere al alcalde ni a los concejales en actos religiosos

Castilla y León

Propone que los cargos electos asistan a título personal. Es tradición que las autoridades locales presidan las procesiones de Semana Santa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La postura de Podemos sobre la religión ha oscilado entre la idea de someter a consulta ciudadana la Semana Santa de Sevilla y la organización de un encuentro de espiritualidad, aunque en la mayoría de los casos ha predominado su intención de reforzar la laicidad de las instituciones públicas.

El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva (izquierda), en el pregón de Semana Santa. El alcalde de Valladolid, Javier León de la Riva (izquierda), en el pregón de Semana Santa.

El Confidencial Autonómico ha podido comprobar que en alguno de los programas con los que las candidaturas avaladas por Podemos se presentarán a las elecciones municipales se dedica un apartado a plantear cambios en el ámbito de la libertad religiosa.

Es el caso de Valladolid, donde el partido de Pablo Iglesias pactó con Ganemos para crear un partido instrumental y concurrir con el nombre de “Sí Se Puede Valladolid”, al margen de “Valladolid Toma La Palabra”, donde se coaligan Izquierda Unida, Equo y otras organizaciones de izquierda.

En el programa que pretende impulsar desde el ayuntamiento de la capital de Castilla y León, la candidatura vallisoletana de Podemos incluye un epígrafe sobre “Libertades religiosas”, dentro de una sección más amplia sobre “Democracia y libertades”.

Desde “Sí Se Puede Valladolid” consideran que actualmente las instituciones municipales no defienden la laicidad y la separación entre el Estado y las confesiones religiosas, especialmente con la Iglesia Católica, en el sentido que establece la Constitución y la Ley Orgánica de Libertad Religiosa de 1980.

Que no vayan en representación del ayuntamiento

Por ello, proponen una serie de cambios que, de aplicarse, supondrían cambios sustanciales en una de las celebraciones más destacadas de Valladolid: su Semana Santa, una de las más famosas de España.

La “estricta separación de la institución municipal respecto de las confesiones y entidades de carácter religioso” que propone Podemos se concretaría, entre otras medidas en que “la asistencia a eventos religiosos de los cargos electos se haga a título personal y no en representación de la corporación municipal o cargo que representan”, propone “Sí Se Puede Valladolid” en su programa electoral.

Es tradición que el alcalde de Valladolid presida y encabece buena parte de los actos de la Semana Santa: desde el Pregón de las Siete Palabras, el Viernes Santo en la Plaza Mayor, hasta procesiones como la de la Sagrada Procesión del Redentor, ese mismo día. Otros muchos concejales de la corporación municipal suele encabezar el cortejo de los actos.

Además, el primer edil de esta ciudad castellanoleonesa es el encargado de elegir al pregonero de la Semana Santa de entre una terna que le presenta la Junta de Cofradías.

La propuesta de la candidatura de Podemos y Ganemos es que los cargos municipales electos, es decir, el alcalde y los concejales, no participen representando al ayuntamiento: si acaso, que lo hagan a título personal como un devoto o turista más.

Izquierda Unida, que sí tiene desde hace tiempo representación en el ayuntamiento de Valladolid, lleva años reclamando que el alcalde y los concejales que participen lo hagan sin insignias municipales y no ocupen lugares destacados. Sin embargo, el actual primer edil, Francisco Javier León de la Riva (PP) participa muy activamente en los actos de Semana Santa con un papel protagonista.

No a la financiación municipal a las religiones

El programa municipal de “Sí Se Puede Valladolid” consultado por El Confidencial Autonómico incluye otras medidas para garantizar lo que a su juicio es la laicidad legal. Por ejemplo, suprimir cualquier tipo de financiación del ayuntamiento que vaya destinada a cubrir las necesidades religiosas y acabar con cualquier “privilegio o discriminación de tipo económico y fiscal” en favor de iglesias y otras entidades religiosas.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·