Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Castilla y León

Una simulación en la base de Matacán (Salamanca) confirma a los controladores militares como alternativa a los civiles

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los controladores militares están ya listos por si hiciera falta echar mano de ellos para organizar el tráfico aéreo en España en caso de una emergencia nacional, y en concreto para el caso de un boicot por parte de los operadores civiles, como llegó a apuntarse hace unas semanas. La base aérea de Matacán, en Salamanca, es el centro neurálgico donde se han preparado controladores y pilotos militares, gracias a las cuantiosas inversiones realizadas desde hace unos años, que han colocado a la escuela y sus medios técnicos entre los mejor valorados fuera de España. La formación que reciben los controladores militares les permite actuar, no sólo en el tráfico militar, propio de las bases aéreas, sino también en el civil como ocurre en aeropuertos como Valladolid, Salamanca, León, Torrejón, Albacete, Badajoz y San Javier, donde de hecho, trabajan para la aviación militar y para AENA. La preparación recibida en Matacán ha sido especialmente adecuada gracias a un moderno simulador de torre que permite reproducir situaciones prácticamente reales. Según fuentes aeronáuticas consultadas por El Confidencial Digital, este aparato es "envidiable y envidiado". El simulador cuenta con pantallas de plasma, que sustituyeron a los tubos catódicos, con lo que se consigue un considerable ahorro de espacio y se evita la radiación que lanzan los monitores tradicionales. Dispone además de una animación que reproduce con un proyector las maniobras de los aviones. Fuentes militares aseguran que la preparación de los controladores militares es perfecta para asumir cualquier situación 'de crisis en el espacio aéreo'. Aunque recuerdan que la formación específica de cada controlador está sujeta a su puesto concreto, a su espacio de trabajo, y que cada puesto necesita unas condiciones particulares. Puesto que la licencia de control aéreo es única, tras la aprobación del real decreto 1516/2009, los militares y civiles está en posesión de la misma licencia, hecho que facilitaría la salida de controladores desde dentro del ejército hacia el mercado laboral civil. Controladores y Administración mantuvieron el jueves una nueva reunión negociadora, en las conversaciones para acordar el nuevo convenio colectivo, encuentro que se celebró en vísperas del puente de San José y por tanto ante la expectativa, en su caso, de un paro, que no ha sido convocado. Como ha contado ECD, existe un acuerdo secreto entre el ministro de Fomento, José Blanco, y los controladores -véalo aquí-.