Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Los musulmanes residentes en Cataluña crearán un organismo “que no esté vigilado por la Administración”. Rechazan la Casa de Marruecos y al Consejo Islámico de la Generalitat

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las cerca de 200 asociaciones musulmanas que existen en Cataluña no están satisfechas con la gestión del Consejo Islámico, órgano que las aglutina y que está bajo supervisión de la Generalitat. Las organizaciones con más representantes están movilizando a sus seguidores para crear una Unión de Centros Islámicos catalanes, en la que no exista ningún control por parte de la Administración. "La mayoría de las asociaciones nos dedicamos a actividades culturales y a difundir el Islam entre nuestros seguidores, por lo que no entendemos esta manía persecutoria por parte de la Generalitat". Estas palabras pertenecen a una voz autorizada de una organización musulmana con sede en Terrasa, consultada por El Confidencial Autonómico. La misma fuente explica que "la Unión de Centros Islámicos de Cataluña es un proyecto posible. Es cierto que existen muchos rasgos que nos diferencian entre las diferentes asociaciones, pero son más los puntos en común". Estas afirmaciones contrastan con las realizadas en un portal islámico por Abdenur Prado, presidente de la Junta Islámica Catalana, que rechaza cualquier posibilidad de crear un órgano aglutinador independiente: "pensar ahora en una interlocución única y eficaz es una ilusión por las diferencias doctrinales, de origen e incluso de lengua en la comunidad musulmana, y también por el grado de precariedad social y organizativa que lo impide". Pese a estas posibles dificultades, el deseo de los musulmanes en Cataluña es claro: "ya no nos fiamos del Consejo Islámico y Cultural de Cataluña". De hecho, tal y como ha podido comprobar este confidencial en el portal islámico antes mencionado, muchos consideran que este organismo se ha convertido en una especie de agencia de viajes: "han creado el Travel Tour, que prepara viajes a La Meca". Tampoco ayuda a apaciguar los ánimos la llegada de la Casa de Marruecos a Cataluña, prevista para 2011. "Nos han vendido que se quiere controlar la entrada en nuestras asociaciones de integristas e islamistas radicales, pero nosotros creemos que es un intento por parte de Marruecos de tenernos vigilados, y que no hablemos en contra de sus gobernantes".