Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

La memoria histórica provoca una nueva polémica en Barcelona. Una exposición sobre la Legión Cóndor en el Castillo de Montjuïc divide a los expertos en la Guerra Civil

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El papel de la Legión Cóndor durante la Guerra Civil, casi 76 años después del bombardeo de Gernika, sigue siendo objeto de estudio. El Ayuntamiento de Barcelona ha cedido el Castillo de Montjüic para albergar una exposición sobre los bombardeos que sufrieron en 1938 varias localidades de la provincia de Castellón por parte de esta unidad. Los promotores de la muestra alegan que nunca se supo por qué se escogió esa zona como objetivo de guerra, mientras que otras fuentes creen que se ha enfocado la exposición de forma "partidista", ya que esa zona fue escenario de varias batallas durante el conflicto.

Las localidades de Ares, Albocàsser, Benassal y Vilar de Canes, en Castellón, fueron objeto de varios ataques de la Legión Cóndor en mayo de 1938. Una exposición que podrá verse en Barcelona hasta el próximo 12 de mayo atribuye esos ataques a un “experimento” de la unidad militar nazi, que quería probar en esa zona sus nuevos aviones Junker, según relata el informe alemán que estructura la exposición.

Según explican a El Confidencial Autonómico diversas fuentes, la exposición presenta la zona atacada como “un laboratorio de la Legión Cóndor” y recalca que no tenía “ni objetivos militares ni tropas republicanas”. Sin embargo, los propios promotores de la muestra resaltan que Albocàsser estuvo fuertemente defendido por las tropas republicanas por su importancia estratégica.

¿Puede considerarse ‘otro Gernika’ lo sucedido en esta comarca de Castellón? Los expertos consultados explican que fue un bombardeo devastador, pero “no fue exclusivamente un capricho alemán, como puede parecer”.

Según la documentación que se estudia en diversos foros, los cuatro pueblos eran considerados “objetivos tácticos finales de una ofensiva del bando nacional”. “Decir otra cosa es desinformar”, indican.

El informe que da origen a la exposición procede de los archivos de la Alemania nazi. Se consigna bajo la denominación RL35/34 y trata los efectos de las bombas de 500 kilos en los cuatro pueblos de l’Alt Maestrat a lo largo de 50 páginas y más de medio centenar de imágenes, que la muestra ha distribuido en varios paneles.

Esta colección ha visitado varias localidades en 2012 y 2013 antes de recalar en Barcelona. Está respaldada por el Grup de Recuperació de la Memòria Històrica en Benassal y el profesor Òscar Vives, de la Universidad de Valencia.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·