Miércoles 28/06/2017. Actualizado 12:54h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Pese a que sí ha impulsado algunos cambios en el nomenclátor

Barcelona asegura que no tiene una lista de las calles “bautizadas” durante el franquismo

El comisionado de Programas de Memoria Histórica responde a una pregunta de la CUP diciendo que no existe un informe que recoja los espacios públicos nombrados entre 1939 y 1979

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El ayuntamiento de Barcelona, dirigido por Ada Colau, ha impulsado la revisión del callejero y los monumentos de la capital de Cataluña para retirar reminiscencias de la dictadura de Franco y reducir las referencias monárquicas. Sin embargo, no cuenta con ningún informe que detalle las calles que se nombraron durante la etapa franquista.

Calle Ramiro de Maeztu, en Barcelona. Calle Ramiro de Maeztu, en Barcelona.

Ada Colau y el equipo de gobierno de Barcelona en Comú (su candidatura) se ha comprometido desde el principio con aplicar la llamada Memoria Histórica, y así eliminar las vestigios de la dictadura de Franco en Barcelona. De hecho, ha ido más allá y en la revisión del callejero va a retirar el nombre de reyes y personas de la familia real española, empezando por la Plaça Joan Carles I.

Sin embargo, estos gestos no han sido suficientes para los independentistas de izquierdas de la Candidatura d’Unitat Popular (CUP). Tal y como ha comprobado El Confidencial Autonómico, el concejal Josep Garganté dirigió una serie de preguntas al comisionado de Programas de Memoria Histórica nombrado por Colau, Ricard Vinyes, y también a la responsable del Archivo Municipal Contemporáneo.

Respuesta a un concejal de la CUP

Una de las peticiones de información de Garganté se centraba en conocer el lista de calles que se nombraron desde enero de 1939 hasta hasta abril de 1979 en la ciudad de Barcelona: el período comprendido entre la ocupación de la ciudad por las tropas de Franco, y las primeras elecciones municipales democráticas tras la dictadura.

El edil de la CUP quería conocer qué calles se nombraron durante la etapa franquista, y de éstas, cuáles se cambiaron en democracia y cuáles permanecen en el callejero de Barcelona.

Y es que, como en muchas otras grandes ciudades españolas, el régimen franquista dejó su huella en el callejero de la capital de Cataluña. Por ejemplo, la actual Diagonal pasó de ser la Avenida 14 de Abril (por la proclamación de la Segunda República) a Avenida del Generalísimo Franco; y así con otras vías que fueron dedicadas a José Antonio Primo de Rivera, al General Goded y otros militares golpistas, y más adelante a otras personalidades -como el escritor Ramino de Maeztu, asesinado por el bando republicano en la Guerra Civil- o denominaciones más genéricas, no directamente ligadas a la dictadura.

En todo caso, la respuesta del comisionado de Programas de Memoria no fue positiva. En la contestación que le dieron a Josep Garganté, le indicaban que en la secretaría de la Ponencia de Nomenclátor -encargada de revisar y nombrar algunas calles de Barcelona- no existe ningún informe ni estadística con esos datos desde enero de 1939 hasta abril de 1979.

Lo único que custodian son documentos originales “en fase de archivo de gestión”. “Para obtener los datos que se piden y poder elaborar el informe correspondiente, los interesados puede consultar las fuentes primarias en el Archivo Municipal Contemporáneo”, le sugiere el responsable de la Memoria Histórica en el ayuntamiento de Barcelona al concejal de la CUP.

Remiten al Archivo Municipal

Garganté también se dirigió a ese Archivo Municipal Contemporáneo para solicitar información. En este caso, su petición era doble: por un lado, una lista de medallas y honores concedidos por el ayuntamiento de Barcelona en ese período de 1939 a 1979, con los nombres, apellidos, cargos y motivos por los que se concedieron; y un listado de cargos políticos del ayuntamiento y de sus organismos.

De nuevo, la petición de Josep Garganté no dio resultados. La directora del Archivo Municipal Contemporáneo de Barcelona sí le indicó que existen algunas listas de propuestas de concesión de medallas de la ciudad, pero habría que comprobar una a una si finalmente se aprobó cada una de esas propuestas. Y en cuanto a los cargos políticos, habría datos sobre cargos electos, pero no son exhaustivos.

En conclusión, que el consistorio no tiene bases de datos con esa información solicitada por el edil de la Candidatura d’Unitat Popular. Y por tanto, le remiten de nuevo a los documentos primarios que se guardan en el Archivo Municipal Contemporáneo, y que ponen a su disposición para que él o cualquier investigador recopile esos datos.