Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Las prostitutas de Barcelona se movilizan a través de convocatorias por Internet para presionar al alcalde. Quieren que Hereu vuelva a abrir los clubes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Después de la publicación por parte de El País de un artículo sobre el sexo de pago en Barcelona, las prostitutas de la Ciudad Condal han llenado de comentarios las webs de diferentes asociaciones vinculadas a su 'profesión'. En muchos de ellos, se hacen llamamientos a la acción: "Es nuestra oportunidad", "Hereu tiene que abrir los clubes que cerró". "Hay que aprovechar que ahora el tema está candente y tenemos la atención de los medios, es en estos momentos en los que se deciden las victorias o derrotas." Mensajes como este pueden observarse en diferentes webs creadas por prostitutas después del artículo publicado por El País el pasado 1 de septiembre. Diferentes colectivos de prostitutas, como el de Hetaira, discuten desde hace dos semanas la estrategia a seguir para reivindicar sus derechos ahora que los focos 'mediáticos' les iluminan. Sin embargo, no todas están a favor de la regularización de sus 'servicios': "la prostitución, sea cual sea su tipología, no se debería legislar como si se tratara de un trabajo como otro cualquiera, parte de las mujeres oferentes de sexo de pago permanecen en la actividad por decisión propia, pero poco más...". Debates al margen, las prostitutas de Barcelona están poniendo todos sus esfuerzos en lograr que el alcalde, el socialista Jordi Hereu, vuelva a abrir los clubes de alterne para evitar nuevas fotografías de sexo en plena calle como las que publicó el diario del grupo Prisa. Para muchas 'profesionales del sexo', el edil barcelonés "se cree que en la ciudad todos somos 'happyflowers' y pijos eco-socialistas con la bici arriba y abajo". Además, le acusan de enterarse "de lo que pasa en su ciudad por la prensa". Las duras afirmaciones vienen provocadas por el anuncio de Hereu de llevar a cabo redadas contra las prostitutas, además de prohibirla o regularla de forma definitiva. La solución que proponen es la restauración de los clubes de alterne, más conocidos en la Ciudad Condal como 'meublés', y que fueron prohibidos en su día por Hereu. Esta salida, tal y como reconocen algunas de las prostitutas, está siendo reconsiderada por el alcalde: "se ha dado cuenta y por lo ha visto ha dicho que permitirá que haya meublés". Además, el edil también se está planteando volver a permitir la prostitución en los bares del Raval.