Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Boicot independentista a La Vanguardia por “silenciar” las esteladas del concierto de San Esteban

Cataluña

Acusan al nuevo director, Marius Carol, de ser antisoberanista y animan a dejar de comprar el periódico del Grupo Godó

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El cambio en la dirección de La Vanguardia no está sentando bien a los catalanes más independentistas. La cobertura del tradicional concierto de San Esteban en el Palau de la Música -donde se desplegaron decenas de banderas esteladas- ha desatado la ira de lo más radicales, que han empezado a promover en las redes sociales un boicot al periódico que ahora dirige Marius Carol.

Foto del concierto de San Esteban. Foto del concierto de San Esteban.

Como cada día de San Esteban (26 de diciembre), el Orfeó Català ofreció un concierto en el Palau de la Música de Barcelona que contó con la presencia de las autoridades de Cataluña, como el presidente de la Generalitat, Artur Mas.

El acto se cierra siempre entonando el himno de la institución, el Cant de la Senyera’, una canción que en los años 60 adquirió un claro significado nacionalista. En ese momento, decenas de banderas catalanas esteladas aparecieron entre el público e incluso en el escenario, donde los miembros del orfeón también portaban dos grandes letras, una S y una I, en alusión al “sí” a la independencia en la consulta soberanista.

Mientras que casi la totalidad de los medios de comunicación -periódicos impresos, medios digitales, radios y televisiones- destacaron la presencia de las esteladas, los gritos de “¡Independencia!” que salían de parte del público, y los cánticos nacionalistas, hubo un periódico que obvió todos estos detalles.

La Vanguardia se limitó a informar del concierto

Según ha podido comprobar El Confidencial Autonómico, la cobertura que hizo el diario La Vanguardia de este concierto desató la reacción en las redes sociales (sobre todo Twitter) de un sector importante de los catalanes que quieren independizarse.

Estos independentistas se quejaban de que, mientras periódicos con sede en Madrid, como El Mundo, destacaron que el acto se había convertido en un acto político de exaltación nacionalista, el diario del Grupo Godó se limitó a colgar en su web una breve noticia, en la sección de Cultura y la subsección Música, en la que sólo se relataban las obras musicales interpretadas y los cantantes y músicos que actuaron.

Hay que señalar que, al día siguiente, la edición impresa sí incluyó una breve pieza (“El cant de l'estelada”) que destacaba cómo un acontecimiento musical -el centenario del concierto de San Esteban- se había convertido en un acto de reivindicación política.

En todo caso, la falta de referencia a las esteladas -que sí se ven claramente en la foto que acompaña la información- y los gritos por la independencia ha enfadado profundamente a los “tuiteros” más independentistas.

Llamamientos a no volver a comprar el periódico de Godó

Desde perfiles de entidades soberanistas y de catalanes particulares atacan a La Vanguardia por “ocultar” las banderas independentistas. Algunos, como Joan Canadell, vicepresidente del Cercle Catalá de Negocis, llamaban directamente a boicotear al periódico: “Gent de bona fe, no compreu mes @LaVanguardia sabent que menteix per interès propi (del Godo)”.

Este llamamiento a dejar de comprar La Vanguardia se está repitiendo en centenares de tuits en la red social. Estos tuiteros mencionan en sus mensajes al perfil del diario, acusándole de manipular la información y dirigiéndoles insultados como “La Fachaguardia”.

En otros casos, se dirigen también al perfil de CiU o al de Convergència, pidiendo que las instituciones que controla el partido de Artur Mas dejen de subvencionar La Vanguardia o de comprar sus ejemplares para regalarlos en edificios oficiales.

En cuanto a los “culpables” de esta omisión del carácter nacionalista del concierto de San Esteban, los mensajes críticos con la cobertura que hizo La Vanguardia señalan a dos personas: al nuevo director, Marius Carol (al que acusan de ser “monárquico y antiindependentista”), y al editor, Javier Godó, al que acusan de anteponer sus intereses económicos y personales sobre las peticiones de independencia de los catalanes.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·