Jueves 21/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Los sindicatos boicotean la unión de cajas de ahorros. La llamada ‘fusión fría’ de Caja Murcia, Caja Granada, Caixa Penedès y Sa Nostra peligra por la resistencia de los comités de empresa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La integración de las cuatro entidades en un Sistema Institucional de Protección está amenazada por los sindicatos minoritarios, que no apoyan el proyecto emprendido y presionan a los comités de empresa para que frustren la operación. Caja Murcia, Caja Granada, Caixa Penedès y Sa Nostra llevan meses negociando lo que se conoce como una 'fusión fría', cuyo objetivo es establecer un fondo de riesgo común para evitar futuras situaciones de insolvencia. El acuerdo final parecía cercano la semana pasada, cuando los sindicatos mayoritarios de las cuatro cajas de ahorros dieron su visto bueno en Madrid al plan de ajuste laboral presentado por los representantes de las entidades. Sin embargo, según ha podido saber El Confidencial Autonómico, la decisión adoptada en la capital por las directivas de las cuatro cajas y la mayoría de los sindicatos no ha obtenido el respaldo necesario por parte de las demás fuerzas sindicales pertenecientes al comité de empresa. La situación más delicada se está viviendo en Sa Nostra. El órgano de representación de los trabajadores de la caja está prácticamente controlado por el sindicato Unió Obrera Balear, que se ha plantado ante los directivos de la empresa y se niega a negociar con los directivos de la entidad. Las otras tres cajas implicadas en el asunto han sido informadas de lo ocurrido, aunque en sus respectivas sedes las cosas tampoco son de color de rosa. No obstante, las direcciones de Caja Murcia, Caja Granada y Caixa Penedès ven más factible un acuerdo con sus comités. La clave para que la fusión fría continúe según lo previsto está en el poder de negociación de Sa Nostra con sus trabajadores. Si no consigue convencer a los sindicatos, es posible que la entidad balear deba abandonar la idea de integrarse en un Sistema Institucional de Protección. No es la primera vez que los sindicatos se interponen en un proceso de fusión de cajas. Tal y como se informó en estas páginas -vea aquí esta información-, los comités de empresa de Unicaja y CajaSol impidieron la unión de ambas entidades, que pretendían hacerse posteriormente con el control de CajaSur, ahora en manos del BBK. Las dos entidades andaluzas aún no han conseguido un acuerdo con los representantes de los trabajadores.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·