Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Chacón castiga a Montilla enviándole al Senado. Su designación le hará perder 360.000 euros procedentes de su sueldo como ex presidente de la Generalitat

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

José Montilla perderá dinero por irse al Senado. El todavía secretario general del PSC conocía desde hace dos meses la intención de Carme Chacón de enviarle a la Cámara Alta, algo que ha intentado evitar desde entonces. El motivo de la oposición a esta designación es económico: perderá el sueldo que recibía como ex presidente de la Generalitat.

Tal y como adelantó El Confidencial Autonómico –vea aquí esta información-, la actual ministra de Defensa en funciones, y número uno del PSC por Barcelona el 20-N, presionó para que Montilla fuera al Senado por designación autonómica, sin ni tan siquiera estar en las listas de la formación en las generales.

El objetivo de Chacón es evitar que la ‘vieja guardia’ tenga influencia en la toma de decisiones de los nuevos líderes del partido en Cataluña, que saldrán elegido tras el congreso que se celebrará este mes de diciembre.

Pues bien, la designación de José Montilla como senador impedirá que el aún líder del PSC pueda cobrar sus honorarios como ex presidente de la Generalitat de Cataluña.

Fuentes cercanas al propio Montilla confirmaron que el cordobés renunciará a esos emolumentos para no incumplir con la Ley del Estatuto de los ex presidentes catalanes, que fue aprobada en 2003 y que contempla la posibilidad de que un ex dirigente desempeñe labores parlamentarias en cualquier cámara y cargos administrativos.

Si se da ese caso, se otorga a los ex presidentes el 'derecho a opción' según el cual pueden escoger si mantienen la retribución que les corresponde -el 80 por ciento del sueldo que tenían como presidentes- o acepten su nueva tarea en la Administración, con un salario diferente.

Montilla se ha visto obligado, desde el PSC, a aceptar su nuevo rol en el Senado, por lo que perderá, de forma anual y hasta 2014, 112.000 euros procedentes del porcentaje aplicado a sus emolumentos al frente de la Generalitat, y que se situaban en los 140.000 euros.

Así, el ex presidente catalán dejará de cobrar, en los próximos tres años, un total de 360.000 euros. A cambio, percibirá un sueldo de 176.832 durante la próxima legislatura, por lo que su designación en el Senado le supondrá unos beneficios 181.168 euros inferiores a los que él se esperaba tras abandonar la Generalitat.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·