Viernes 22/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Solicitan una “proporción equivalente” entre castellano y catalán

Decenas de padres solicitan a los colegios catalanes educación bilingüe para sus hijos

Cataluña

La Asamblea por una Escuela Bilingüe ha tramitado más de cuarenta escritos dirigidos también a los Servicios Territoriales de Enseñanza de la Generalitat

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El curso escolar comenzó en Cataluña con un llamamiento de la consejera Irene Rigau a cumplir la LOMCE “esquivándola”, sobre todo en lo referente a introducir el uso del castellano frente al sistema de inmersión obligatoria monolingüe en catalán.

Manifestación en Cataluña a favor de la enseñanza en bilingüe. Manifestación en Cataluña a favor de la enseñanza en bilingüe.

Con la experiencia del reiterado incumplimiento de las sentencias judiciales (del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, del Supremo y del Constitucional) que obligan al gobierno catalán a ofrecer parte del horario semanal en castellano, la solución del ministro José Ignacio Wert pasa por pagar a los padres que lo soliciten la matrícula en un colegio privado donde se pueda estudiar en castellano.

Sin embargo, como ya informó El Confidencial Autonómico, la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB) -que agrupa a muchos padres contrarios al monolingüismo- rechazaba esa solución porque consideraba casi imposible que las familias se arriesgaran a adelantar el dinero necesario para inscribir a sus hijos en un colegio privado.

Más de cuarenta familias lo han pedido

Según ha sabido ECA, lo que han hecho decenas de familias catalanas ha sido utilizar el modelo de documento elaborado por la Asamblea por una Escuela Bilingüe para pedir formalmente al colegio de sus hijos y a los Servicios Territoriales de Enseñanza de la Generalitat que se garantice la educación de los alumnos en castellano y catalán “en una proporción equivalente” para toda la clase, no de forma individualizada para quien lo solicite.

Desde la AEB aseguran que ellos tienen constancia de que entre cuarenta y cincuenta familias han presentado estas peticiones, pero la cifra seguramente sea mayor, ya que hay padres que utilizan el documento que la Asamblea tiene en su web, pero luego no lo comunican a esta asociación.

De acuerdo con los datos de la Asamblea por una Escuela Bilingüe, los padres que han presentados estas peticiones para que sus hijos estudien en un sistema bilingüe castellano-catalán (introduciendo también el inglés progresivamente) son tanto de centros públicos como concertados de localidades como Barcelona, Sant Cugat del Vallès, Casteldefells, Sitges y L’Hospitalet de Llobregat.

Además, respecto a la solución propuesta por el Ministerio de Educación de escolarizar a los niños en colegios privados con castellano, la AEB ha recibido una petición de un padre de Tarrasa para que esta asociación le ayude en los complejos trámites para acogerse a esta posibilidad que contempla la nueva Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa.

La consejería rechaza las peticiones

Muchas de estas peticiones se empezaron a presentar en los colegios en torno a los meses de abril y mayo, cuando se abrieron los plazos de matriculación para este curso 2014/2015. El Confidencial Autonómico ya contó que la Consejería de Educación catalana estaba ignorando estas peticiones, pero ahora directamente las está rechazando.

De hecho, al presentar los escritos en los colegios de sus hijos algunos padres se encontraron directamente con la firme oposición de los directores de los centros: “Ya dijeron que no iban a cambiar el modelo lingüístico”. Ante las denegaciones, la Asamblea por una Escuela Bilingüe está presentando recursos de alzada contra esa decisión de la administración autonómica catalana.

Además de las más de cuarenta peticiones de enseñanza bilingüe presentadas por la AEB, Convivencia Cívica Catalana -otra entidad contraria a la inmersión monolingüe- asegura que en este inicio de curso escolar se han presentado más solicitudes que nunca. En concreto, hablan de padres de 85 colegios en 39 localidades de Cataluña, desde Tarragona hasta Vilanova i la Geltrú.

La Consejería de Educación tiene tres meses para responder a las solicitudes de los padres, que en su mayoría las presentaron en julio. Por eso, en el mes de octubre prevén que muchos padres reciban la previsible negativa de la Generaliat, y con esa negativa se dirigirán al Ministerio de Educación (un requisito que establece la ley) para comunicarle que ante la imposibilidad de que sus hijos estudien en castellano en un colegio público los han tenido que matricular en uno privado, con el consiguiente coste económico.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·