Miércoles 23/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

El ‘plan B’ de ERC si la Unión Europea no admite a Cataluña: asociarse con Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein

Cataluña

Argumentan que en la EFTA se beneficiarían de la libertad de circulación sin tener que contribuir a los fondos comunitarios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La pertenencia o expulsión de la Unión Europea de una hipotética Cataluña independiente es uno de los argumentos que más se están utilizando en el debate sobre el referéndum de autodeterminación. Los partidos nacionalistas aseguran que la UE no podría expulsar a los catalanes, pero ya están buscando alternativas para seguir vinculados a las instituciones europeas.

La secretario general de ERC, Marta Rovira. La secretaria general de ERC, Marta Rovira.

Algunos reveses públicos parecen haber provocado un cambio en la actitud en los dirigentes políticos partidarios de celebrar la consulta y de que Cataluña se independice. La respuesta del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, en el sentido de que si Cataluña se independiza pasaría a ser “un tercer país” respecto a la UE, ha hecho mella en el fervor secesionista.

Sin embargo, Esquerra Republicana de Catalunya no afloja la tensión a favor de la segregación de España. Por eso, empieza a buscar ‘alternativas’ en el caso de que la Unión Europea realmente expulse a Cataluña si esta se acabara independizando.

La UE, la más interesada en la permanencia de Cataluña

El Confidencial Autonómico ha consultado el último número de la revista de ERC, “Esquerra Nacional”, correspondiente a los meses de marzo y abril de 2014. Está dedicado a las elecciones europeas, y en la tercera página escribe un editorial Marta Rovira, secretaria general de Esquerra Republicana de Catalunya y por tanto ‘número dos’ de Oriol Junqueras.

En este artículo, Rovira destaca la importancia que las próximas elecciones al Parlamento Europeo tienen para el devenir del proceso soberanista. Sobre todo, porque según ella los eurodiputados partidarios de la consulta podrán presionar a las instituciones comunitarias para que a su vez obliguen al Estado español a permitir un referéndum.

Además, la secretaria general de ERC asegura que a los países miembros de la UE les conviene mantener a Cataluña dentro de la Unión, para poder seguir vendiendo sus productos a esta comunidad autónoma. Marta Rovira llega a afirmar, en este editorial firmado por ella, que “en realidad, la permanencia de Cataluña en la Unión interesa más a la propia Unión que a Cataluña”.

Los beneficios de unión comercial sin los inconvenientes

La ‘número dos’ de Esquerra Republicana argumenta que en último término -es decir, si la UE no aceptara a una Cataluña independizada de España-, Cataluña podría integrarse en la EFTA, es decir, la Asociación Europea de Libre Comercio.

Esta organización internacional fue creada por Reino Unido en 1960 para reunir a los países europeos que no quisieron ingresar en la Comunidad Económica Europea. Actualmente agrupa sólo a cuatro países: Suiza, Liechtenstein, Noruega e Islandia.

Según Marta Rovira afirma en este artículo consultado por ECA, esta alternativa tendría beneficios y no inconvenientes para Cataluña, ya que se aprovecharía de la libertad de circulación de bienes, personas, servicios y capitales que tienen los países de la EFTA con la Unión Europea.

Además, de esta forma un hipotético estado catalán independiente se evitaría de tener que aportar dinero para los fondos comunitarios (agrarios, estructurales...) que ahora absorben sobre todo los países del Este de Europa que se han incorporado en las últimas ampliaciones.

Y es que, según los cálculos que cita la ‘número dos’ de Esquerra Republicana, los catalanes serían contribuyentes netos -aportan más de lo que reciben- y han aportado a la UE 1.355 millones de euros sólo en el período 2007-2011.

La Noruega del Mediterráno”

Esta alternativa teórica ya ha sido citada como una posibilidad atractiva por otros dirigentes de ERC. Hace unas semanas, su portavoz en el Congreso, Alfred Bosch, afirmaba en un artículo en una web creada por su partido para promocionar la independencia en el extranjero, que si la Unión Europea les rechazara, podrían convertirse en la “Noruega del Mediterráneo”.

Al igual que Rovira, Bosch aseguraba que la integración en la EFTA permitiría a Cataluña alcanzar un estatus similar al de Suiza o Noruega, beneficiándose del comercio con los países de la UE sin tener que cargar con el coste de las instituciones comunitarias.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·