Miércoles 23/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Tendrá un espacio tres veces mayor que el año pasado

Gestiones contra el estand del Ejército en el Salón de la Enseñanza de Barcelona

La plataforma “Desmilitaricemos la educación” se reunirá con el ayuntamiento, con el consejero Raül Romeva y con los grupos del Parlament que votaron contra la presencia de las Fuerzas Armadas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Salón de la Enseñanza de Barcelona abrirá sus puertas del 22 al 26 de marzo y entre su oferta de salidas profesionales y formativas para los estudiantes volverán a estar las Fuerzas Armadas. Un año después del desplante que protagonizó Ada Colau, los militares tendrán aún más espacio, pero colectivos antimilitaristas van a tratar de impedir su presencia.

Ada Colau con los militares. Ada Colau con los militares.

Este tipo de entidades críticas con las Fuerzas Armadas llevaban años protestando contra el stand del Ejército. Pero el caso alcanzó más notoriedad el año pasado, con motivo del desplante que protagonizó Ada Colau.

Cuando la alcaldesa entró al recinto de Fira de Barcelona para visitar el Salón de la Enseñanza, pasó junto al estand de las Fuerzas Armadas y salieron a su paso para saludarla dos mandos del Ejército que estaban allí presentes.

Colau les saludó y les dijo: “Ya sabéis que nosotros preferimos como Ayuntamiento que no haya presencia militar en el salón. Por lo de separar espacios”. Después se despidió y se marchó, pese a que los mandos militares la invitaron a recorrer su stand.

El stand de los militares se mantiene... y se amplía

Ahí surgió la polémica que partidos de izquierda e independentistas aprovecharon para aprobar sendas declaraciones en el Parlament de Cataluña y en el pleno del ayuntamiento de Barcelona rechazando la presencia de las Fuerzas Armadas en algunos ámbitos, con mención expresa a ferias dirigidas a niños y estudiantes como el Salón de la Enseñanza de Barcelona.

Para la edición de este año, que se celebrará del 22 al 26 de marzo, Fira de Barcelona no sólo no ha retirado la invitación al Ejército, sino que ha ampliado el espacio para ese estand militar: pasará de una caseta de 32 metros cuadrados a una “isla expositiva” de 100 metros cuadrados.

El Confidencial Autonómico ha podido saber que pese a esta confirmación de la presencia de las Fuerzas Armadas, la plataforma “Desmilitaritzem l’educació” (“Desmilitaricemos la educación”) va a intensificar en los próximos días y semanas las gestiones para tratar de frenar estos planes y que no haya un estand militar en el Salón de la Enseñanza.

Fuentes de esta plataforma, que lleva años organizando protestas en esta feria, explican que en esta semana está previsto que les reciba Miquel Àngel Essombra, comisionado de Educación y Universidades del ayuntamiento de Barcelona (quien acompañaba a Colau en esa escena polémica con los mandos militares el año pasado).

A Essombra le reiterarán la petición, hecha por carta a Ada Colau a principios de diciembre, de que lleve a cabo las gestiones necesarias para que se cumpla la exclusión de los militares del Salón de la Enseñanza. El pleno del consistorio barcelonés aprobó en febrero de 2016 una moción en este sentido, así como el Parlament de Cataluña.

Reunión con Raül Romeva

Desde “Desmilitaritzem l’educació” destacan que es “de extrema gravedad” que los organizadores del Salón de la Enseñanza de Barcelona no sólo no hayan cumplido estas mociones, sino que vayan a ampliar el stand del Ejército. “Es un flagrante atentado a la legitimidad del Parlament y del ayuntamiento de Barcelona”, y a los ciudadanos catalanes representados en estas instituciones.

La agenda de este colectivo antimilitarista incluirá más reuniones para estas próximas semanas. Tienen previsto verse con Raül Romeva, consejero de Asuntos Exteriores (aunque con las competencias formalmente suspendidas por el Tribunal Constitucional), Relaciones Institucionales y Transparencia.

Tras conocer la noticia de la presencia de las Fuerzas Armadas en la feria de marzo, han pedido de urgencia una reunión con los grupos del Parlament que aprobaron la moción contra la intervención de los militares en eventos educativos: Junts pel Sí (ERC más Convergència), la CUP y también Catalunya Sí Que Es Pot (Podemos, Iniciativa per Catalunya, Barcelona en Comú...).

Esperan que en la primera semana de febrero puedan reunirse con diputados de esos tres grupos para pedirles que traten de frenar la participación de militares españoles en el Salón de la Enseñanza.

Algunos políticos echan balones fuera

Las cartas que envió “Desmilitaritzem l’educació” en el mes de diciembre llegaron a otras personalidades con responsabilidad en el Salón de la Enseñanza: a José Luis Bonet, presidente de la Fira de Barcelona (y presidente de Freixenet); a la directora del Salón, Rosa Soler; a los consejeros de Empresa y Conocimiento, Jordi Baiget, y de Enseñanza, Meritxell Ruiz; a la alcaldesa Ada Colau; a la Diputación Provincial de Barcelona; al Consejo Comarcal del Barcelonés; a la Dirección General de Juventud de la Generalitat...

Por parte de José Luis Bonet y Fira de Barcelona no han recibido respuesta a su petición de una cita. Un portavoz sí habló con Rosa Soler, directora del Salón de la Enseñanza, que fue quien les confirmó que volvería a haber un estand de las Fuerzas Armadas. “Dijo que había pasado a los servicios jurídicos el estudio sobre las mociones del ayuntamiento y el Parlament, pero que por el momento se mantenía ya que el Ejército es una salida profesional más”, afirman las fuentes consultadas.

Algunos responsables políticos están respondiéndoles que ellos no tienen competencias para decidir la expulsión de los militares de este espacio. Es el caso de la Consejería de Enseñanza, que les contestó por carta explicando que no eran los organizadores del salón.

Además, destacan que además de las mociones algunas de las personalidades contactadas sí pueden ejercer su influencia. Destacan que el consejo de Fira de Barcelona está presidido por Ada Colau y tiene como vicepresidente al consejero de Empresa, Jordi Baiget, y tiene asiento concejales como el portavoz de ERC, Alfred Bosch, y el del Partit Demócrata Catalá (antigua Convergència), Xavier Trías. Desde ahí tienen capacidad de decisión en las actividades que acoge el recinto ferial.

También señalan que, por ejemplo, el Carnet Jove catalán patrocina la Fira y su responsable, que en las redes sociales se ha mostrado contraria a la presencia de las Fuerzas Armadas, podría decidir desvincularse mientras no se excluya a los militares.

Idean formas de presión y protesta

Una vez completen esta ronda de reuniones, los responsables de la campaña “Desmilitaritzem l’educació” reunirán a las asociaciones que se agrupan en su plataforma y a otras entidades: sindicatos, organizaciones juveniles, la Federación Asociaciones de Padres de Alumnos de Cataluña (FAPAC), asociaciones pacifistas...

Entre todos decidirán las acciones reivindicativas que van a llevar a cabo contra la invitación al Ejército para el Salón de la Enseñanza. Ya han hecho un llamamiento a todos sus simpatizantes a comenzar una campaña de presión a través de redes sociales, correo electrónico y correo postal para que Fira de Barcelona dé marcha atrás y excluya a los militares.

“Si la Fira no renuncia al convenio con las Fuerzas Armadas, estamos diseñando y programando otras acciones posteriores” a las cartas, aseguran las fuentes consultadas por El Confidencial Autonómico, aunque por el momento no quieren dar más detalles de las movilizaciones que preparan.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·