Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

“Jamás lo conseguirán”. Montilla ha asegurado a los suyos que no permitirá que los nacionalistas lleven al Parlamento catalán una consulta soberanista

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente de la Generalitat, el socialista José Montilla, descarta la posibilidad de llevar a cabo una consulta soberanista en el Parlamento catalán, tal y como reclamaban sus socios de Esquerra Republicana en el Gobierno tras el referéndum convocado en 161 municipios el fin de semana. "No va a haber consulta en el Parlamento, no es en absoluto posible". Con estas palabras expresa una voz autorizada del Partido Socialista de Cataluña el sentir de José Montilla, que "jamás consentirá que se debata este asunto en la Cámara". La misma fuente, consultada por El Confidencial Autonómico, explica el malestar reinante en el PSC con sus socios de Esquerra: "actúan en las convocatorias de los referéndums a título personal, pero se valen de su cargo político para movilizar a la gente y dar notoriedad al asunto". Efectivamente, a los socialistas catalanes no les sentó nada bien las declaraciones del republicano Joan Puigcercós después de conocerse los resultados de la consulta soberanista del fin de semana. El nacionalista afirmó que "Cataluña deberá celebrar una consulta vinculante para decidir entre tres vías: quedarse igual, intentar reformar la Constitución o crear un Estado libre e independiente". Según ha podido saber este confidencial, en el seno del PSC no entienden las palabras de Puigcercós, ya que "no puede alzar la voz por algo que no pasa de ser una encuesta, un barómetro de opinión". Además, los resultados del 'sondeo' -sólo votó el 30 por ciento de los convocados- son valorados por los socialistas como "una muestra más de que sólo acuden a estos referéndums los que sólo se sienten catalanes, y son minoría". En cuanto a la hipotética consulta soberanista en Barcelona, el PSC afirma a ECA que la comisión promotora, "integrado por varios de Esquerra y por Laporta", tiene la guerra perdida, ya que ni el alcalde Herueu ni nadie del partido la respaldará, entre otras cosas, "porque incurriríamos en ilegalidad".