Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Dirigido a sus dirigentes y activistas

Manual independentista en redes sociales: evita faltas de ortografía, no contestes a ‘trolls’

La Assemblea Nacional Catalana recuerda a sus miembros que todos son “la voz de la ANC”. Pide no criticar a ningún partido separatista y no difundir discrepancias internas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La entidad independentista Assemblea Nacional Catalana (ANC) cuenta con más de 33.000 socios, aunque no todos muy activos, y otros miles de simpatizantes. Gran parte de los mismos utilizan las redes sociales para expresar sus opiniones a favor de la secesión de Cataluña, de ahí que la dirección de la asociación haya elaborado unos documentos con recomendaciones y normas dirigidos a estas plataformas.

Perfil en Twitter de la Assemblea Nacional Catalana. Perfil en Twitter de la Assemblea Nacional Catalana.

“Todos dedicamos mucho tiempo del día a Internet. Pero nunca debemos de perder la perspectiva de que que lo estamos haciendo como voz de la ANC. La imagen de la entidad también depende de ti. Y si es una imagen positiva y buena, nos beneficia a todos y cada uno de nosotros; como en una familia”.

Esta es una de las reflexiones que la Assemblea Nacional Catalana traslada a sus dirigentes, a los ‘community manager’ de las cuentas de sus organizaciones sectoriales y territoriales, y en general a todos sus socios en una serie de documentos sobre el uso de las redes sociales consultados por El Confidencial Autonómico.

No dar cuerda ni seguir el juego al ‘troll’

Uno de los documentos es un decálogo con diez instrucciones generales dirigidas a los miembros de la ANC que gestionan perfiles de la entidad independentista a nivel sectoriales, local...

Empieza pidiendo no expresar opiniones personales, sino ceñirse sólo al discurso oficial de la Assemblea, y también al tono. Y ese tono elegido ha de ser “correcto, agradable, positivo, afirmativo y constructivo”, que “transmita la ilusión por un país nuevo y desvanezca los miedos”.

De ahí que ordene no responder “ni a las provocaciones, ni a los insultos, ni a las faltas de respeto”. Para los responsables de gestionar las cuentas de las asambleas sectoriales y territoriales insiste mucho en “no dar cuerda ni seguir el juego al troll”, es decir, a aquellos usuarios de Twitter, Facebook u otras redes sociales que les escriban para polemizar.

“El tono empleado también debe ser el mismo que el de los perfiles nacionales, siempre en positivo y evitando el conflicto y la confrontación, incluso con aquellos que nos atacan. Mantener el respeto para todos es muy importante aunque no lo hagan así aquellos que se dirijan a nosotros. No responderemos nunca las provocaciones que pretenden deliberadamente que perdemos este tono”, recuerda la ANC a sus miembros.

Ante las “provocaciones banales” recomienda no contestar. Pero si llegan a recibir insultos graves, o incluso amenazas a la entidad y a personas concretas, establece que contacten con la ANC con un correo o un teléfono de urgencias para que se haga cargo un técnico que asumirá la “gestión de crisis”. En todo caso, aconseja “mantener la calma y recordar que un pequeño error en los medios de comunicación podría convertirse en un desastre gigante”.

Evitar faltas de ortografía e información errónea

Estos documentos, que forman un auténtico “manual” de uso de los perfiles personales y corportativos de las redes sociales, destacan otros puntos importantes. El objetivo, además de difundir de forma positiva las ideas independentistas, es sobre todo no ofrecer flancos de ataque y crítica a los detractores de la secesión de Cataluña.

De ahí que la Assemblea Nacional Catalana indique que deben revisarse todos los mensajes antes de publicarlos para evitar las faltas de ortografía. También remarca la conveniencia de verificar la información antes de publicarla, comprobar al máximo que es correcta. “Si tenemos cualquier duda, la consultamos con el equipo 2.0” de la ANC, establece.

Un documento va dirigido especialmente a los cargos de la entidad independentista: miembros del Secretariado Nacional (la dirección), portavoces y coordinadores de asambleas territoriales, asambleas sectoriales y asambleas en el exterior.

Se centra sobre todo en hacerles ver a todos estos dirigentes de la ANC que aunque tengan cuentas personales que pueden utilizar de forma libre, deben contribuir a respetar y mejorar “la imagen, la reputación, la integridad de la Assemblea”. De ahí que les pida que su actividad en ningún momento ponga en problemas a la asociación.

Han de ser “un altavoz de la voz corporativa de la entidad”, de ahí que deban reafirmar las posiciones oficiales de la ANC y difundir sus actividades y opiniones.

Nada de difundir discrepancias

Lo que no deben hacer en ningún momento es “difundir cuestiones internas y confidenciales, discrepancias ni informes de carácter privado de la entidad”. En esto hacen mucho hincapié tanto en el manual para dirigentes como a los ‘community manager’ de las cuentas de sus organizaciones sectoriales y territoriales.

A estos también les recomienda que sus cuentas de Twitter, Facebook y otras redes sociales no queden desactualizadas: si no generan contenido propio, que difundan el de los perfiles “nacionales” de la Assemblea Nacional Catalana.

Y un punto muy relevante: las opiniones sobre las formaciones independentistas. Por un lado indica que tanto los perfiles corporativos de la ANC como los personales de sus socios y dirigentes son transversales, no son partidistas y por tanto han de dar apoyo a todos los independentistas.

A sus cargos internos les indica que pueden expresas sus preferencias políticas aunque manteniendo esa cierta transversalidad en favor de todas las fuerzas políticas. Lo que en todo caso está terminantemente prohibido es expresarse “en contra de ningún partido independentista”.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·