Sábado 10/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

José Montilla margina a la Policía Nacional en Cataluña. Los Mossos d´Esquadra se encargan de detener a delincuentes extranjeros

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Desde que en 2005 los Mossos d´Esquadra pasaran a encargarse de la seguridad ciudadana, descargando de esta labor a la Policía Nacional, el gobierno catalán no ha dejado de aumentar las competencias de los agentes autonómicos, lo que ha provocado una mala gestión administrativa entre los dos Cuerpos. "La relación profesional con los Mossos es buena profesionalmente hablando, pero la política dificulta lo demás". Estas palabras, procedentes de una voz autorizada de la Policía Nacional en Cataluña, reflejan el malestar del Cuerpo con el gobierno catalán, que cada vez da más competencias a la policía autonómica, "cuando, además, no les corresponden". La misma fuente, consultada por El Confidencial Autonómico, reconoce que la llegada de los Mossos a Seguridad Ciudadana fue recibida con alivio por parte de la Policía Nacional, "ya que la calle es un marrón". Sin embargo, también dificultó las investigaciones policiales: "nosotros teníamos nuestros 'chivatos' y nuestros contactos que nos ayudaban a identificar criminales, pero al separarnos de la calle los hemos perdido". La falta de confidentes no sería un problema si los agentes de la Policía Nacional tuviesen acceso a la base de datos de los Mossos d´Esquadra, pero esto no es así. "No tenemos acceso a sus informes, pero ellos sí a los nuestros". El hecho de no disponer de la información que necesitan , puede ser muy perjudicial para los policías nacionales. "Al no disponer de toda la información disponible sobre un criminal dificulta mucho nuestras investigaciones", se quejan desde la Policía Nacional. Además, muchos agentes señalan que los datos en posesión de los Mossos o de cualquier otro cuerpo de policía autonómica son utilizados, en numerosas ocasiones, por los políticos, con el fin de "apuntarse un tanto o descubrir alguna trama de corrupción de la oposición". Al tener cada unidad una base de datos diferente, se llevan a cabo investigaciones paralelas, que suelen provocar conflictos de competencias. Esto sucedió el pasado 17 de junio, cuando 750 Mossos d´Esquadra detuvieron a 35 ciudadanos chinos que explotaban a compatriotas en negocios clandestinos. "Al final, tuvieron que dejar libres a todos los arrestados, ya que este tipo de operaciones las debe llevar a cabo la Policía Nacional, que es quien debe identificar y esposas a criminales extranjeros". Operaciones similares como la relatada se han repetido desde que los Mossos se integraran en seguridad ciudadana en 2005. Otros casos destacables son: -- La detención de un capo de la mafia siciliana el pasado verano, llevada a cabo por los Mossos d´Esquadra. La captura del criminal debía haberla realizado la Policía Nacional, que fue quien investigó el caso. -- El dispositivo de seguridad que acompañó al Barcelona en la final de la Champions en Roma lo integraron agentes de la policía autonómica, cuando ese tipo de operaciones "siempre las habíamos hecho los nacionales". -- El arresto de doce narcotraficantes marroquíes el pasado 17 de agosto por parte de los Mossos. -- La detención, por parte de la policía autonómica, de una banda compuesta por ocho chilenos que se dedicaban a asaltar casas.