Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Montilla no puede evitar las consultas soberanistas. Los ayuntamientos utilizan entidades privadas para convocar los referéndums

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A pesar de anunciar hace dos semanas que la Generalitat tenía todos los medios legales para impedir las consultas soberanistas, lo cierto es que el gobierno de Montilla no puede evitar que se produzcan los referéndums independentistas. Los ayuntamientos se guardan las espaldas con entidades privadas para que sus convocatorias no vayan acompañadas por sanción. "Nosotros podemos neutralizar, a través de la Ley, las consultas soberanistas convocadas por los propios ayuntamientos, pero nada podemos hacer con las que vienen de entidades privadas". Estas palabras proceden de una voz autorizada del Partido Socialista de Cataluña, consultada por El Confidencial Autonómico. La misma fuente reconoce que "el caso de Arenys de Munt ha creado un mal precedente, porque se ha convertido en modelo para muchos ayuntamientos". De hecho, hasta la fecha, un total de 130 municipios de la región han anunciado una pronta consulta soberanista. Desde el gobierno autonómico advierten que "todas las convocatorias procedentes de los propios ayuntamientos serán condenadas, pero sospechamos que ninguna será realizada, de forma oficial, por los organismos públicos". Precisamente, la estrategia a seguir por parte de estas localidades es la misma que la que en su día llevó a cabo Arenys de Munt. "El ayuntamiento fue informado de que existía una legislación que impedía este tipo de consultas por parte de administraciones públicas, y el 'referéndum' estuvo a punto de evitarse. Sin embargo, al final el propio ayuntamiento, habiendo sido impulsor de la consulta, se echó a un lado dando la autoría de la convocatoria a una empresa privada". Estas páginas -véalo aquí- informaron de la postura del consistorio desde el primer momento, pero a última hora, y como cuentan las fuentes consultadas, se echó a un lado. "Ese es el método: los propios ayuntamientos son los que anuncian el referéndum, pero luego la convocatoria, la organización y demás lo hacen entidades privadas". Así las cosas, parece imposible evitar este tipo de consultas, "a las que el PSC no apoya, aunque deberemos respetar a las que vengan de sitios públicos". No obstante, desde el partido mayoritario del tripartito catalán, recuerdan que "siempre hemos defendido la españolidad de Cataluña, aunque sí apostamos por la federalización para conseguir más cotas de autogobierno".