Lunes 21/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Nivel 3 antiterrorista

Alerta yihadista: mossos denuncian falta de formación para utilizar armas largas

Cataluña

Algunos agentes llevan varios años sin hacer prácticas de tiro por la falta de munición

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los ataques terroristas en Francia ha puesto en alerta a las fuerzas de seguridad de toda España. En Cataluña, el Departamento de Interior también ha subido el nivel de alarma de los Mossos d’Esquadra, que implica que los policías catalanes podrán reforzar su seguridad con escopetas y subfusiles.

Agente de los Mossos d'Esquadra con un subfusil de asalto. Agente de los Mossos d'Esquadra con un subfusil de asalto.

Este nivel antiterrorista supone el despliegue de más agentes en las calles y en puntos sensibles del territorio catalán, como estaciones de tren y autobús o aeropuertos. Pero, además, los mandos de los Mossos han incidido en la necesidad de que los agentes refuercen especialmente las medidas de autoprotección, ya que los miembros de las fuerzas de seguridad parecen ser uno de los objetivos potenciales de los terroristas yihadistas.

Según explican a El Confidencial Autonómico desde la Unión Sindical de Policía Autonómica de Cataluña (USPAC), tras la activación de esta alerta se está celebrando en las distintas comisarías de Mossos d’Esquadra reuniones y ‘briefings’ de los mandos con los agentes para incidir en la necesidad de extremar las medidas de seguridad personal de los policías catalanes cuando salen a patrullar por las calles.

Entre estas medidas de seguridad se incluye la posibilidad de que los mossos que salen a patrullar -por ejemplo, los miembros de las Unidades de Seguridad Ciudadana- se lleven en el vehículo una o varias armas largas, además de la pistola reglamentaria que ya portan normalmente. El objetivo es que los agentes estén mejor equipados en el caso de que tengan que repeler una agresión.

Falta de práctica con subfusiles y escopetas

El problema es que, de acuerdo con las fuentes sindicales consultadas por ECA, un buen número de agentes de los Mossos d’Esquadra está dudando estos días si se llevan o no un arma larga para patrullar, ya que admiten que han perdido práctica y no están seguros de que podrían utilizar bien ese arma.

Los sindicatos denuncian que la falta de formación continua de los agentes ha provocado que muchos hayan perdido práctica en el uso de armas largas. “Hay mossos de patrullas que hace cuatro o cinco años que no hacen las prácticas de tiro con armas largas”, señala una de las fuentes consultadas.

Los miembros de unidades antidisturbios (ARRO y BRIMO) de los Mossos y también los del Grupo Especial de Intervención (equivalente a los GEO) sí que usan más habitualmente armas largas y siguen haciendo más prácticas de tiro. Sin embargo, los mossos de otras unidades más “cotidianas” han visto reducidas en los últimos años las prácticas de tiro con armas largas.

La razón, según el sindicato USPAC, proviene de los recortes presupuestarios: cuando comenzaron los ajustes presupuestarios en la Generalitat, la compra de municiones se restringió, por lo que su uso para prácticas de tiro se limitó de forma sensible. De hecho, en las unidades en las que el uso de armas largas es muy excepcional y sobre todo se utilizan las pistolas se llegaron a suprimir en algunos casos las prácticas de tiro con armas largas.

La falta de práctica en el uso y manipulación de armas largas ha provocado que ahora muchos agentes tengan dudas sobre su capacidad de poder defenderse bien de una posible agresión echando mano a un subfusil HK MP o a una escopeta de repetición de 12 mm, que son con las que cuentan los Mossos en su arsenal para este tipo de casos.

Tras algunas quejas anteriores, el Departamento de Interior ya sí ha proporcionado los cartuchos suficientes para poder hacer los ejercicio de tiro necesarios y reglamentarios, pero algunos agentes denuncian que en todos estos años de “escasez” de utilización han perdido mucha práctica. “Esta falta de formación evidentemente afecta directamente a la seguridad de los agentes, ya que impide la utilización de todas las herramientas y material a su disposición para garantizar las tareas que tienen encomendadas, especialmente en situaciones de alerta antiterrorista”, denuncian miembros de los Mossos d’Esquadra.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·