Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Las primarias en el PSC impulsadas por Montilla rebajan aún más las perspectivas de voto de Jordi Hereu. CiU y los socialistas ven a Xavier Trias gobernando en mayoría

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El enfrentamiento entre Jordi Heru y Montserrat Tura por la candidatura socialista a la alcaldía de Barcelona ha escenificado el descontento de los votantes del PSC con la dirección del partido. Se anuncia una 'revolución' después de las municipales. El pasado sábado, el todavía alcalde de la Ciudad Condal se impuso a su rival en las primarias del PSC. Hereu obtuvo un total de 2.484 votos, mientras que Tura cosechó 1.669 papeletas. De los 12.042 militantes y simpatizantes censados, sólo ejercieron su derecho al voto 4.214. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, desde la dirección de los socialistas catalanes "ha sentado como una losa" la cifra final de votos, al interpretarse que "la gente no apuesta por nosotros de cara a las municipales". En la cúpula del PSC se lamentan por la celebración de estas elecciones primarias: "No ha tenido ninguna consecuencia positiva. No es culpa de Montserrat Tura, pero lo cierto es que podíamos haber evitado esta mala imagen". Cabe recordar que la ex consejera de Justicia contaba con el apoyo de los barones del PSC, incluyendo a José Montilla, que fue uno de los impulsores de las primarias. Tal y como se informó en estas páginas -vea aquí esta información-, el ex presidente de la Generalitat reconoció que prefería otro candidato que no fuese Hereu, al considerar que "ya está amortizado" y no estar de acuerdo con su oferta de sociovergencia. El tiempo y los resultados de las elecciones entre el actual alcalde y Tura han demostrado que Montilla estaba equivocado y que los votantes socialistas están descontentos con el PSC. Desde el propio partido se reconoce que "CiU está ahora más cerca de la mayoría absoluta que nunca". Así también piensan los convergentes, que hablan de "división" en el PSC. Un cisma que les será muy beneficioso de cara a las municipales de mayo: "Los continuistas se están quedando solos y ya no podrán gobernar ni en coalición. Xavier Trías no necesitará apoyos para convertirse en alcalde". La revolución pendiente en el PSC Después de las elecciones del 28-N, Ferraz pidió a Montilla que se mantuviera en su cargo hasta después de las municipales para después dar paso a una nueva etapa en el PSC, más alejada de de los nacionalismos -amplíe aquí esta noticia- Sin embargo, Montilla decidió renunciar a su escaño en el Parlamento catalán y a ser el líder de la oposición, por lo que el partido "ha estado sin una cabeza visible todo este tiempo". Los últimos movimientos de la actual dirección del partido "han abocado al PSC a un duro varapalo en las municipales", afirman las fuentes consultadas, que añaden: "Montilla tiene difícil aguantar hasta el próximo congreso de septiembre".

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·