Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

La caída de la actividad en la Terminal 2 de El Prat obliga a tomar medidas: el Aeropuerto cerrará en 2010 las instalaciones para remodelarlas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La nueva T-1 de El Prat en Barcelona ha dejado casi sin movimiento la segunda terminal del aeropuerto, que ha perdido el 83% de su clientela en un mes, y hasta seis grandes empresas. Ante esta situación, AENA ha decidido cerrar parte de las instalaciones en 2010 para remodelarlas y darlas un nuevo estímulo Después de la inauguración de la Terminal 1 de El Prat el pasado 16 de junio, su 'hermana pequeña' en el aeropuerto barcelonés no ha hecho otra cosa que perder clientela. La T-2 se ha quedado, en tan sólo un trimestre, sin compañías aéreas del calibre de Iberia, Spanair, Vueling o Clickair. A estas ausencias se le sumarán, a finales de octubre, las de Air Europa, Air France o Alitalia, que sólo operarán en la T-1. Así, la terminal creada para los Juegos Olímpicos de 1992, y con los mejores resultados de viajeros de su historia hace tan sólo dos veranos, ha perdido en tres meses el 83% de sus clientes. Esto ha supuesto, además, que muchos comercios hayan cerrado o abran más tarde, además de querer renegociar los contratos de alquiler a la baja. La reacción de AENA no se ha hecho esperar: cerrará parte de las instalaciones para remodelar y modernizar la segunda terminal del aeropuerto: "antes de la inauguración de la T-1 ya planeábamos una remodelación, pero había que terminar con unas obras para iniciar otras", reconocen a El Confidencial Autonómico voces autorizadas de la Asociación Española de Navegación Aérea. Las obras, no obstante, "son sólo la primera parte de un proyecto de mayor escala, que en estos momentos se está preparando". Los gastos y el tiempo que se dedicará a las nuevas estrategias aún no se conocen: "tenemos que ponernos todos de acuerdo y decidir el camino a seguir". Las mismas fuentes consultadas aseguran que los cambios en la T-2 "son necesarios, y ahora es el mejor momento porque no hay tanto tránsito de viajeros". Sobre los cambios que se van a llevar a cabo, destaca el cubrimiento de los aparcamientos, "pero durante el año próximo habrá muchos más".