Miércoles 18/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Hasta siete aspirantes competirán en las primarias del PSC para convertirse en candidato a la alcaldía de Barcelona

Cataluña

El portavoz de la directiva de Pere Navarro, un diputado en el Congreso, varios concejales del ayuntamiento, un militante de base sin cargos en el partido...

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Este lunes 20 de enero comienza la carrera para elegir al candidato del PSC para las elecciones municipales de 2015 en Barcelona. Los socialistas han diseñado unas elecciones primarias a las que concurrirán varios candidatos que representan a las distintas posturas que coexisten en el partido que dirige Pere Navarro.

Albert Soler (primero izquierda), Jaume Collboní (segunda por la izquierda), Laia Bonet (primera por la derecha) y Jordi Martí (segundo por la derecha). Albert Soler (primero por la izquierda), Jaume Collboní (segundo por la izquierda), Laia Bonet (primera por la derecha) y Jordi Martí (segundo por la derecha).

Aunque aún falta más de un año para las elecciones municipales, los militantes y simpatizantes de la federación local del PSC en Barcelona van a elegir próximamente al cabeza de lista y candidato a la alcaldía de la ciudad condal.

En concreto, será el sábado 29 de marzo cuando las bases socialistas podrán votar en las primarias, con una segunda vuelta el 5 de abril si ningún candidato obtiene más del 40% de los votos y una diferencia de diez puntos sobre el segundo aspirante más votado.

El lunes 20 de enero, los afiliados del PSC barcelonés que quieran empezar a recoger avales para ser formalmente candidatos a estas elecciones primarias podrán inscribirse en la sede central del partido local y firmar un compromiso de transparencia en el proceso electoral interno.

Candidatos más cercanos a Navarro, críticos, de base...

Fuentes socialistas explican a El Confidencial Autonómico que, si bien hasta ahora sólo hay cuatro personas que han anunciado públicamente su intención de competir en este proceso interno, el lunes con toda probabilidad será más los precandidatos que se presenten para firmar la declaración de compromiso con las normas de las primarias.

Aunque no se descartan sorpresas -que algunos dirigentes del PSC que han hecho “movimientos” para posicionarse acaben por no presentarse, y otros aparezcan por sorpresa-, los afiliados que, según fuentes del partido, intentarán recoger los avales necesarios para ser oficialmente candidato e intentar ser cabeza de lista para el ayuntamiento de Barcelona serán los siguientes:

  • -- Manel Fernández: es el único de los aspirantes que se ha postulado que no ha ocupado ningún cargo en el PSC. Médico de profesión, militante socialista desde hace cuatro años y afiliado a Comisiones Obreras desde hace 30, se presenta como el candidato de las bases y por la regeneración interna del partido.

  • -- Laia Bonet: licenciada en Derecho, fue diputada en el Parlamento autonómico en la legislatura 2010-2012. Antes, ocupó varios cargos en el Gobierno de la Generalitat durante la etapa del tripartito PSC-ERC-ICV. El jueves abandonó su cargo en la Comisión Ejecutiva Nacional de los socialistas catalanes alegando desacuerdo con el “no” que votó el PSC a la petición del Parlament para transferir las competencias en convocatoria de referendos. Bonet pertenece al ala soberanista del PSC que ha hecho frente a Pere Navarro.

  • -- Rocío Martínez-Sampere: ocupa un escaño autonómico desde 2006 y milita en el PSC desde 2003. Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales, acató la disciplina de voto el pasado jueves, pero como Bonet anunció que deja su cargo en la ejecutiva de los socialistas catalanes por estar de acuerdo en que se celebre una consulta en Cataluña. No ha anunciado públicamente si concurrirá a las primarias en Barcelona, pero la semana pasada desgranó en un artículo en El Periódico de Catalunya su visión de Barcelona y sus propuestas para mejorar la ciudad. Fuentes socialistas aseguran que tiene dudas, y hasta última hora no decidirá si se presenta o no a las primarias.

  • -- Jordi Martí: licenciado en Ciencias Económicas y profesor de universidad, es el actual presidente del Grupo Socialista en el pleno del ayuntamiento de Barcelona. Martí dejó la ejecutiva del PSC en diciembre para centrarse en su candidatura a las primarias en Barcelona y se ha desmarcado del partido en el tema de la consulta soberanista, cuya celebración apoya. Incluso ha afirmado públicamente que votaría “sí” a que Cataluña sea un Estado, y “no” a que sea independiente, a no ser que el Gobierno español no cambie su sensibilidad hacia Cataluña. Además, es el candidato más alejado de Carles Martí, primer secretario de los socialistas de Barcelona, que renunció a presentarse para no dejar al partido sin líder.

  • -- Carmen de Andrés: abogada y concejal en Barcelona desde 2007, no cuenta con grandes apoyos de la dirección del partido. Ha trabajo en distintos organismos públicos de la Generalitat. Fue la primera en presentar oficialmente su candidatura a liderar la lista socialista en 2015.

  • -- Albert Soler: entró en el Senado en 2011 y desde hace pocos meses tiene la responsabilidad de coordinar a los diputados y senadores del PSC en las Cortes Generales. Su carrera ha estado centrada en el deporte: fue secretario de Estado y presidente del Consejo Superior de Deportes en el último año de Gobierno de Zapatero. Se le considera cercano a la dirección del PSC.

  • -- Jaume Collboni: diputado en el Parlamento catalán desde 2010 y abogado, fue miembro de la dirección de UGT en Cataluña. Actualmente es secretario de Comunicación y portavoz de la Comisión Ejecutiva Nacional del PSC. Es uno de los hombres de confianza de Pere Navarro y, como tal, “candidato oficialista” y con muchas posibilidades de alzarse con la victoria, si bien la dirección tiene poco margen para intervenir en estas primarias “a la francesa”. No se descarta que Albert Soler pueda acabar uniéndose a su candidatura.

El candidato menos conocido

El Confidencial Autonómico ha podido conversar con Manel Fernández, que gse define como un candidato “un poco excepcional, díscolo”. Fernández ha protestado públicamente ante la dirección local del partido por las dificultades que, según él, está encontrando para presentar su candidatura a los militantes y para poder darse a conocer a través de los medios de comunicación.

“Los otros compañeros han podido hacer un circuito por los plenarios de las agrupaciones de distrito, mientras a mí me está costando sudor y lágrimas presentarme en algunas”, afirma este médico de 59 años nacido en Granada, que también hace bandera de la regeneración interna y declara que las primarias "no son un logro del PSC, sino de la ciudadanía. Han venido forzadas por la presión ciudadana".

A pesar de que el líder del PSC de Barcelona, Carlos Martí, ordenó que se recibiera por igual a todos los candidatos, asegura que las agrupaciones de los distritos de Ciutat Vella y de Sants-Montjuïc ni siquiera han respondido a sus peticiones de acudir a sus sedes. A sus actos en otras sedes no acudieron los militantes y sólo pudo presentar sus propuestas a la ejecutiva del distrito.

Manel Fernández destaca que su diferencia respecto al resto de aspirantes es que él es un militante de base (“nunca he cobrado remuneración de la política”, destaca), mientras que todos sus adversarios “han disfrutado de cargos importantes y son miembros del aparato”.

Sobre el debate independentista, este militante socialista se muestra convencido de que no interesa a los catalanes y que hay problemas más importantes a los que piensa dedicar su atención, como los miles de barceloneses que están en el paro o los que sufren los desahucios.

“Esto es una inmensa cortina de humo para no hablar de la responsabilidad política y penal de Mas, Pujol y otros dirigentes de CiU”, denuncia, y añade que la inmensa mayoría de los catalanes se siente vinculada a España. Sin embargo, cree que debería celebrarse una referéndum autorizado por el Estado para zanjar el tema.

Eso sí, apuesta por que los partidarios de la unidad de Cataluña con el resto de España expliquen las consecuencias negativas que, según él, tendría la independencia. De hacerse así, cree que “el referéndum pondría sobre la mesa que la población catalana no quiere independizarse”, ya que aunque “han inflado el independentismo mediante propaganda”, cree que no es mayoritario.

Sobre las primarias, Fernández se muestra convencido de que podrá conseguir lo avales para ser candidato y se enfrentará a menos candidatos de los que se postulan ahora, ya que augura alianzas entre algunos aspirantes a ser cabeza de lista del PSC en Barcelona.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·