Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

La cesión del padrón para la consulta independentista enfrenta a PP y Vox en un ayuntamiento de Barcelona

Cataluña

Un concejal que se ha integrado en el partido de Vidal Quadras presentó una moción para impedir la entrega del censo en Sant Just Desvern; los ediles populares votaron en contra, pero presentarán una moción con el mismo objetivo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Hace varias semanas, un vecino de Cabrils presentó la primera denuncia judicial contra la decisión del pleno de su ayuntamiento de poner a disposición de la Generalitat de Cataluña los datos del padrón municipal para organizar una consulta sobre la independencia. Ahora ha sido un concejal de otro municipio barcelonés, Sant Just Desvern, el que ha presentado una moción para que el alcalde se comprometa a no entregar el censo.

El concejal Pablo Barranco (derecha) presenta su moción contra la cesión del padrón municipal. El concejal Pablo Barranco (derecha) presenta su moción contra la cesión del padrón municipal.

Según ha sabido El Confidencial Autonómico, el jueves 24 de abril se sometió a votación del pleno del ayuntamiento de Sant Just Desvern (Barcelona) una moción para solicitar al alcalde -Josep Perpinyá, del PSC- y al equipo de gobierno -una coalición de socialistas con Esquerra Republicana e Iniciativa per Catalunya- se comprometieran a no facilitar a la Generalitat los datos del padrón para organizar la consulta independentista.

La moción la presentó Pablo Barranco, concejal por Vía Democrática, un pequeño partido nacido en Barcelona a partir de un grupo de dirigentes y militantes de Plataforma per Catalunya (PxC). Barranco ahora se acercado a Vox, y de hecho figura en el número 47 de la lista a las elecciones europeas que encabeza Alejo Vidal-Quadras.

Este concejal recuerda a ECA la sorpresa que sintió en la votación cuando vio que su propuesta no sólo recibía el rechazo de los ediles de ERC, ICV, CiU y el PSC, sino también de los dos representantes del Partido Popular en este municipio de 16.859 habitantes.

Los populares alegaron que aún no se ha convocado la consulta

Para Barranco, el voto en contra de los concejales populares estuvo justificado por varias razones. En primer lugar, en la junta de portavoces de esta semana “echaron balones fuera”, según él, al alegar que la moción se había presentado tarde y sin suficiente tiempo para poder estudiarla.

Además, el edil de Vía Democrática asegura que los representantes del PP argumentaron que, como aún Artur Mas ni siquiera ha convocado la consulta, todavía no había necesidad de aprobar esa moción para no ceder los datos del padrón municipal.

También explica que los populares mostraron su confianza en que el alcalde no cedería el censo para una consulta ilegal, sino que sólo lo haría en caso de un referéndum legal. Y es que, según él, los ediles populares de Sant Just Desvern son algo “díscolos”, y habrían recibido algún toque de atención por parte de la dirección comarcal por su apoyo, por ejemplo, a la inmersión lingüística en catalán.

Por último, Pablo Barranco apunta la posibilidad de que el voto en contra del PP también se puede deber a que “les duele que otros hayan sido la avanzadilla”, es decir, que él como concejal de Vía Democrática se les haya adelantado en presentar una propuesta contra una hipotética decisión de ceder los datos para el referéndum independentista.

El PP presentará su propia moción, “bien construida”

La versión del Partido Popular es totalmente distinta. En conversación con El Confidencial Autonómico, la presidenta de los populares de la comarca del Baix Llobregat, María José Díaz Algarín, asegura que los dos concejales en Sant Just Desvern no se han salido de la postura oficial del partido en el asunto de la independencia: “Nunca se les ha dado un toque”.

Por su parte, Óscar Gil -concejal y presidente del PP local- explica por qué él y su compañero Enrique Salvadores se decantaron por el 'no': “Fue un voto contra esa moción, por cómo estaba articulada: estaba desarmada, todo se basaba en supuestos”, y admite que quizás tendrían que haber sido “un poco pícaros” para no votar en contra y aparecer así con ERC, ICV, CiU y el PSC rechazando la moción.

Sin embargo, asegura que tanto él como el otro edil popular están en contra de que se llegaran a ceder los datos de los vecinos de Sant Just Desvern para celebrar una consulta independentista: “Nosotros lo que decimos es que no va a haber referéndum, porque es lo que ha dicho el Congreso. Y que si hubiera referéndum, ese referéndum sería ilegal, y por tanto también sería ilegal que el ayuntamiento entregara el censo”.

Óscar Gil también critica al concejal de Vía Democrática que presentó la moción: “Ahora está en Vox y por eso ha hecho esta jugada”. Y además anuncia que este lunes, 28 de abril, los dos ediles del PP van a registrar una moción -“bien construida”, añade- en la que también se muestra el rechazo a que el ayuntamiento pueda facilitar los datos personales de los vecinos para el referéndum independentista.

Este anuncio ya ha tenido respuesta: Pablo Barranco critica que los populares hayan reaccionado ahora, cuando él ya presentó la suya y fue rechazada con los dos votos en contra del PP. Además, indica que esa moción no se votaría ya hasta finales de mayo, cuando se celebre en próximo pleno municipal.

Apoyo del pionero en denunciar la cesión del padrón

La moción de Barranco en el pleno de Sant Just Desvern contó con el respaldo de Alejandro Rusiñol, el primer catalán que ha llevado a los tribunales a su ayuntamiento (Cabrils, Barcelona) por aprobar en una moción su disposición a facilitar a la Generalitar los datos si se convoca una consulta.

Rusiñol y Alfredo Serrano -concejal de Veïns Independents de Cabrils, que también se ha integrado en Vox, como Pablo Barranco- acudieron al pleno. Al término de la sesión, Rusiñol se acercó a hablar con el alcalde, el socialista Josep Perpinyá, y le advirtió de que si en futuro cercano votan ceder el padrón, él como jurista y a través del concejal Pablo Barranco emprenderá también acciones judiciales para intentar paralizar el acuerdo de Sant Just Desvern.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·