Martes 25/04/2017. Actualizado 14:21h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Estarán disponibles para funcionar en enero

Otros nueve radares móviles vigilarán la velocidad en las carreteras de Cataluña

El Servicio Catalán de Tráfico los ha adquirido por medio millón de euros. Podrán detectar infracciones en dos carriles y en ambos sentidos de la circulación

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las carreteras de Cataluña van a estar pronto más vigiladas. El Servicio Catalán de Tráfico (la DGT autonómica) ha adquirido nuevos cinemómetros que va a instalar en otros tantos vehículos para así tener otros nueve radares móviles controlando la velocidad de los conductores.

Fotografía de un radar de Cataluña a un coche que sobrepasaba el límite de velocidad. Fotografía de un radar de Cataluña a un coche que sobrepasaba el límite de velocidad.

El Confidencial Autonómico ha podido confirmar que recientemente la Generalitat de Cataluña ha formalizado la compra de nuevos radares para sus despliegues de control de la velocidad.

El Servicio Catalán de Tráfico, que cumple las funciones de la DGT en Cataluña, gastará 555.390 euros en la adquisición de nueve cinemómetros. Los dispositivos no irán destinados a engrosar la extensa lista de radares fijos que existen en las carreteras catalanas.

Los cinemómetros son del tipo móviles: se han comprado con la idea de instalarlos en vehículos del Servicio Catalán de Tráfico, ya que tienen la capacidad de detectar infracciones de los límites de velocidad por parte de otros coches tanto de forma estática, estando esos vehículos parados, como hasta en movimiento.

También se contempla la posibilidad de instalar estos radares sobre trípodes para colocarlos de forma fija durante un determinado tiempo en una cuneta.

Además, la empresa tendrá también que encargarse de instalarlos en los coches que harán de radares móviles y de integrar su sistema informático con el sistema de gestión de sanciones y estadísticas del Servicio Catalán de Tráfico y de los Mossos d’Esquadra.

Los radares adquiridos tienen la capacidad de discriminar en las fotografías en las que salgan varios coches cuál es el infractor. También pueden controlar hasta seis carriles de forma simultánea, y en ambos sentidos de la circulación.

La empresa a la que se ha adjudicado el contrato tiene de plazo hasta este 31 de diciembre de 2016 para entregar los cinemómetros, por lo que ya en enero podría estar listos para empezar a controlar las carreteras y poner multas por exceso de velocidad.