Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

“Se quejan al principio pero luego no recurren”. El pasotismo de españoles e italianos lleva a las touroperadoras a dejarles fuera los primeros cuando hay problemas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Las touroperadoras de cruceros manejan estadísticas que indican que españoles e italianos son los menos propensos a llegar hasta el final con sus reclamaciones cuando algo falla en el servicio contratado. Esta circunstancia ha provocado que exista una norma no escrita según la cuál la tripulación deberá optar preferentemente por ciudadanos de ambas nacionalidades en caso de que alguien tenga que quedarse fuera por 'overbooking'. "Se ha ordenado a la dirección de cada embarcación de que en caso de existir cualquier problema con reservas, o cuando se dé una situación de saturación de pasaje, se ha de elegir a españoles e italianos como los primeros en sufrirlos. Se quejarán mucho al principio pero con el tiempo se olvidan" confiesan a El Confidencial Digital fuentes cercanas a la dirección de uno de los principales touroperadoras de cruceros españoles. Según estas mismas fuentes, esta "orden no escrita" es algo que se lleva manejando en el sector "desde hace mucho tiempo". El pasaje de origen nórdico, centroeuropeo y anglosajón es "mucho más conflictivo a largo plazo. Aunque no sean de los que montan bronca en los mostradores de atención al cliente, pueden esperar años hasta que les den la razón y les devuelvan lo suyo" "Los españoles prefieren no perder el tiempo con trámites farragosos, aquí hay poca cultura de la queja". Un experto en recursos de usuarios contra touroperadoras confirman a ECD que las empresas de viajes han puesto "en su punto de mira a españoles e italianos" como los menos problemáticos de cara a un eventual fallo del servicio, como puede ser el 'overbooking'. "Responde al carácter latino" indica. Las organizaciones de consumidores consultadas por este confidencial desconocían la existencia de esta orden "no escrita", pero constatan que "es típico en España que la queja contra algún tipo de vulneración del servicio contratado se acabe convirtiendo en queja contra el mal servicio de atención al cliente" confirman. Una de las estadísticas que manejan las empresas de cruceros, elaborada por la agencia demoscópica YouGov, indica que españoles y los italianos son los que más optan por quejarse enseguida a su proveedor (un 51%), y un año después tan sólo un 10 por ciento siguen adelante con la queja. Por el contrario, el 85 por ciento de los nórdicos y centroeuropeos continúan con su queja hasta que la empresa les indemnice.