Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

La mayoría duda en posicionarse públicamente

La patronal contra la secesión se reúne con grandes empresarios catalanes para recabar apoyos

Cataluña

“Empresaris de Catalunya” ha emprendido una ronda de entrevistas con propietarios y directivos de compañías importantes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras varios años de proceso independentista en el que la posición de los empresarios contra la secesión no ha sido muy clara, “Empresaris de Catalunya” se presentó en diciembre precisamente para tratar de dar voz a quienes consideran que la ruptura con España provocaría un gran perjuicio a la economía catalana.

Acto de presentación de Empresaris de Catalunya. Acto de presentación de Empresaris de Catalunya.

La mayoría de los impulsores y de quienes apoyan desde el primer momento a esta asociación son pequeños y medianos empresarios de distintas comarcas de Cataluña que ven con recelo la deriva independentista impulsada por Artur Mas.

Sin embargo, ya en sus inicios “Empresaris de Catalunya” intentó conseguir el respaldo expreso de grandes directivos: es el caso de José Luis Bonet, presidente de Freixenet, a quienes los responsables de la asociación antiindependentista se dirigieron para invitarle a participar en este proyecto de empresarios contra la secesión.

Empresarios que apoyaban a CiU

Desde la junta directiva de “Empresaris de Catalunya” aseguran a El Confidencial Autonómico que en estas primeras semanas tras su presentación pública han comenzado una ronda de encuentros con grandes empresarios catalanes que, de una forma u otra, apoyan esta iniciativa de tratar de movilizar al mundo de la empresa para alertar de los peligros de una ruptura con España.

En algunos casos han sido los promotores de esta “patronal” los que han contactado con los empresarios para entrevistarse con ellos y explicarles sus objetivos. En otros, sin embargo, los propios directivos se han dirigido a “Empresaris de Catalunya” para fijar un encuentro. “Muchos son empresarios de‘rancio abolengo catalán’, incluso algunos que hasta hace poco apoyaban a CiU”, aseguran las fuentes consultadas.

Durante estas entrevistas, los impulsores de “Empresaris de Catalunya” no les piden directamente a estos directivos y dueños de empresas que den la cara en favor de la españolidad de Cataluña. Ahora bien, muchos sí que se están comprometiendo a hacer aportaciones económicas para mantener la actividad de la asociación, que no recibe subvenciones.

“Nosotros también vamos a escucharles a ellos. Y cada uno de ellos decidirá si sale públicamente a apoyarnos”, aseguran fuentes de “Empresaris de Catalunya”, que añaden que en primavera esperan que un grupo nutrido de importantes directivos den el paso de posicionarse clara y públicamente en contra del proceso soberanista. “Por ahora se miran entre ellos, para ver quién da el primer paso. Pero cuando lo hagan los primeros, se animarán muchos más”, explican desde esta asociación contraria a la independencia.

También son conscientes de que muchos aún tienen miedo, ya que mantienen contratos con la Generalitat y otras administraciones catalanas controladas por partidos nacionalistas. Su temor es que si se significan en contra de la secesión, sus empresas se vean vetadas en concursos, e incluso boicoteadas por algunos clientes, como ya le está ocurriendo a alguno de los impulsores de esta “patronal”.

Reforzar su mensaje hasta las “plebiscitarias”

Además de estas gestiones para tratar de conseguir el apoyo de grandes empresarios a su campaña a favor de la unión de Cataluña con el conjunto de España, “Empresaris de Catalunya” va a desarrollar una intensa actividad con una fecha en el horizonte: las elecciones autonómicas del 27 de septiembre, que CiU y ERC quieren celebrar con carácter “plebiscitario”.

En estos meses se va a decidir el futuro de Cataluña, tenemos que trabajar intensamente hasta el verano”, señalan a El Confidencial Autonómico las fuentes consultadas. En estos meses pretenden desarrollar una intensa actividad en medios de comunicación, tratando de extender su mensaje de que a Cataluña y a la economía catalana le conviene más mantenerse dentro de España que independizarse.

También van a organizar reuniones con empresarios pequeños y medianos en las distintas comarcas de Cataluña, para hacer pedagogía también con personas que por ahora son más reticentes a los mensajes antiindependentistas. Además, su idea pasa porque una nueva comisión de estudios y documentación publique distintos informes sobre las consecuencias económicas de la independencia, pero también sobre otros aspectos: “Ahora mismo nadie habla de economía en Cataluña: ni de paro, ni de salarios... Sólo se habla de política”.

Por último, otro de los puntos de su plan de acción para los próximos meses se refiere a otras patronales y organizaciones empresariales de Cataluña. En este sentido, van a contactar tanto con Foment del Treball -la gran patronal catalana- como con Pimec -de las pymes- para que se posicionen mucho más claramente en contra de la secesión de lo que lo han hecho hasta el momento, según “Empresaris de Catalunya”: “Vamos a intentar convencerlas de que llamen a las cosas por su nombre”.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·