Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Más problemas para Endesa por la nuclear de Ascó:Dos días después de la multa de 15 millones de euros, un error humano dejó desprotegido el sistema antincendios de la central

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Continúa la pesadilla de Endesa con la central nuclear de Ascó II, en tarragona. La compañía eléctrica es la propietaria de esta planta, que en tan sólo una semana ha registrado varios incidentes que han puesto en duda la fiabilidad tecnológica de la central. Y todo después de la reciente multa de 15 millones de euros impuesta por el Estado a la empresa que preside Borja Prado La central nuclear de Ascó notificó en la medianoche de ayer -de viernes a hoy- que no se realizó la vigilancia de refuerzo contra incendios en el edificio auxiliar de la unidad 2 durante 14 minutos, según informó en una breve nota informativa la Asociación Nuclear Ascó-Vandellós II. Esta vigilancia, que ha sido inmediatamente reestablecida, forma parte del plan de refuerzo contra incendios vigente en la central. Ascó notificó la incidencia al Consejo de Seguridad Nuclear siguiendo los procedimientos establecidos.

Por su parte, el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) aseguró que el suceso se atribuye a un error humano y que no ha tenido repercusión para las personas ni el medio ambiente por lo que se clasifica preliminarmente como nivel 0 en la Escala Internacional de Sucesos Nucleares (INES). A pesar de que no haya ocurrido nada, el incidente tendrá mayor repercusión pública al producirse tan sólo dos días después de que el Consejo de Seguridad Nuclear multase con 15 millones de euros a Endesa, compañía propietaria de la planta. El motivo de la sanción fueron las reiteradas faltas al protocolo de seguridad de la central, algunas de ellas calificadas de graves. Sin ir más lejos, el pasado miercoles Ascó II comunicó al Consejo de Seguridad Nuclear un incidente leve en la ventilación de la sala de control de la central, debido a una señal no real de alta concentración de gases tóxicos que hizo que el sistema actuara aislando la sala. El suceso notificado se debió a un fallo en el control de la alimentación eléctrica de las ópticas que detectan la acumulación de gases tóxicos, si bien el error quedó solucionado con la normalización del sistema de ventilación de la sala de control. Protestas de los ecologistas "El Gobierno debería haber multado con 270 millones de euros a Endesa, propietaria de la central nuclear de Ascó, y no con 15,39 millones, una cantidad que califican de "ridícula", según ha denunciado esta misma semana Alternativa Verde y el Grupo de Científicos y Técnicos por un Futuro No Nuclear. En un comunicado esta organización ecologista explicó que la multa debería haber sido equivalente al importe de la venta de electricidad que se hubiera generado durante los días que duró la fuga de partículas radiactivas, entre finales de noviembre de 2007 y abril 2008. Según Alternativa Verde, en estos cinco meses el importe de la venta de 150 días de electricidad, equivalente a 3.600 horas, habría ascendido a algo más de 270 millones de euros, que es la cantidad que creen que en justicia se debería haber impuesto como multa. Plan PENTA de emergencias De ahora en adelante, la situación se le complicará aún más a Endesa, ya que los dieciocho alcaldes de los municipios más cercanos a la central nuclear de Ascó han conseguido una de sus reivindicaciones históricas: La entrada en el Plan de Emergencias Nucleares de Tarragona. Este organo obliga a los gestores de la planta a informar de cualquier incidente que interfiera en la seguridad de la central, aunque sea minúsculo.