Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Dos proyectos hoteleros están en riesgo

Los propietarios de casas de alquiler en Barcelona se “hacen de oro” gracias a la política de Colau

La moratoria contra los hoteles, que la alcaldesa propone ampliar, multiplica el arrendamiento de pisos y chalés turísticos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Ayuntamiento de Barcelona votará, próximamente, si amplía la moratoria de Ada Colau contra los hoteles de la ciudad, vigente hasta el próximo mes de julio o, de lo contrario, acaba con el veto. La alcaldesa, pese a las críticas de la oposición, apuesta por mantener una de sus principales apuestas electorales. La paralización de los proyectos hoteleros, sin embargo, sí está beneficiando a propietarios de varias viviendas en la ciudad.

Ada Colau. Ada Colau.

Uno de los argumentos de Colau para frenar tres grandes proyectos hoteleros previstos desde hace dos años fue acabar con la “especulación” y el “beneficio de unos pocos” existentes en la ciudad. No obstante, la moratoria de la alcaldesa está provocando, precisamente, que unos pocos, aquellos con varias viviendas en la capital catalana, se estén enriqueciendo.

Según explican a El Confidencial Digital fuentes bien situadas en el Ayuntamiento de Barcelona, el consistorio tiene datos que demuestran que, en los dos últimos años, se ha multiplicado el alquiler de pisos y chalés turísticos en la Ciudad Condal. Una circunstancia “positiva” a la que Colau también ha intentado sacar rendimiento.

En ese sentido, concejales del consistorio recuerdan las multas del Gobierno municipal a empresas especializadas en alquiler vacacional, como Airbnb y Homeway, por publicitar pisos sin licencia. Una sanción que superó los 600.000 euros y que, según ambas empresas, no tiene precendentes en ninguna otra ciudad europea.

La Torre Agbar se ha quedado sin hotel

La moratoria aprobada por Colau amenazaba tres grandes proyectos hoteleros y, finalmente, uno de ellos, se ha descartado.

Emil Capital quería emplear la Torre Agbar para albergar un hotel de cinco estrellas que se convertiría en uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad. El Ayuntamiento, sin embargo, mantuvo el veto y el proyecto se frenó. Hace una semana, Merlin Properties adquirió la construcción para convertirla en un edificio de oficinas.

Con esta operación hotelera frustrada, una ampliación de la moratoria actual, que concluye en julio, condenaría definitivamente a otros dos proyectos que todavía mantienen su apuesta por la Ciudad Condal pese a las restricciones del Ayuntamiento.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·