Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Los compañeros de los cooperantes secuestrados en Mauritania presionarán al Gobierno a través de parlamentarios catalanes: “no podemos con este silencio informativo”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los miembros de la ONG Barcelona Acción Solidaria llevan cerca de tres meses sin recibir noticias sobre las gestiones del Gobierno para liberar a Albert Vilalta y Roque Pascual, secuestrados en Mauritania el 29 de noviembre de 2009. Quieren presionar al Ejecutivo a través de parlamentarios catalanes. Según ha podido saber El Confidencial Autonómico, representantes de la asociación están manteniendo reuniones con políticos de la región con un objetivo claro: "queremos que pregunten en el Congreso de los Diputados cómo están en este momento las conversaciones con Burkina Faso y Al Qaeda para liberar a nuestros compañeros". "Estamos planificando para la semana que viene una rueda de prensa en la que informaremos de todo esto, porque no podemos aguantar más este silencio al que nos tiene sometidos el ministerio de Asuntos Exteriores y el Gobierno", explica a este diario una voz autorizada de la ONG. La misma fuente añade: "dentro de unos días se cumplirán seis meses desde que Albert, Alicia y Roque fueran secuestrados. Pese al regreso de nuestra compañera, parece que esto no acaba de resolverse. Queremos que alguien nos explique por qué". Desde Barcelona Acción Solidaria sostienen: "Tenemos la impresión de que el Gobierno cree que ya ha hecho los deberes y la pelota está ahora en el tejado de los captores. Es de las pocas cosas que nos confirman nuestros colegas de la prensa en Mali." Por esta razón, en la ONG temen que "el silencio del Gobierno se extienda hasta que no haya novedades desde África, y eso es algo que no podemos permitir". Sin noticias de Alicia Gámez A la espera de novedades con respecto a la liberación de Roque Pascual y Albert Vilalta, sus compañeros han intentado de nuevo ponerse en contacto con Alicia Gámez, la cooperante liberada por Al Qaeda en Marzo. La catalana tampoco quiere dar muchos detalles sobre su recuperación o su supuesta conversión al islam: "nos ha recordado que, hasta que todo este asunto no se resuelva, no va a decirnos nada".