Domingo 25/06/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Cataluña

Así vivieron los asistentes al mitin del PP la agresión a Montoro en Vilanova i la Geltrú

Cataluña // ACTUALIZADO A LAS 11:57

Había 30 mossos y 20 policías locales para contener a 60 manifestantes violentos; el ministro de Hacienda salió con su coche porque iba a perder el AVE

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El acto electoral del Partido Popular en la localidad barcelonesa de Vilanova i la Geltrú se convirtió en una ratonera para el ministro de Hacienda, la presidenta del PP catalán y numerosos dirigentes del partido que asistían al mitin. A pesar de la presencia policial, el coche oficial de Montoro fue apedreado y golpeado por un grupo de seis decenas de radicales violentos al final del acto de campaña.

El Confidencial Autonómico ha recabado el testimonio de un destacado dirigentes del Partido Popular catalán que estaba presente en el mitin en Vilanova i la Geltrú. Según explica, la voz de alarma la dieron los miembros del staff de organización del partido: el ambiente a las puertas del edificio donde se celebraba el acto electoral con Alicia Sánchez-Camacho, Cristóbal Montoro y Santiago Fisas (candidato catalán del PP en estas elecciones) se estaba caldeando hasta degenerar en violencia.

Desde la organización del acto avisaron a los Mossos d’Esquadra y a los dirigentes que se encontraban en el mitin electoral: los manifestantes había comenzado ya a lanzar piedras y botellas contra los coches oficiales aparcados y contra las puertas del lugar donde se celebraba el acto.

Además, desde el Partido Popular se dirigieron al comienzo del acto a la Delegación del Gobierno en Cataluña de que había un grupo de personas concentradas ante su mitin, y que ya había mostrado una actitud amenazante, por ejemplo lanzando gravilla a los coches y a los dirigentes populares.

Fuentes del PP catalán explican que desde la Delegación del Gobierno se pusieron en contacto telefónico con el director de los Mossos d’Esquadra, Manel Prat, para pedirle que reforzara el dispositivo policial en Vilanova i la Geltrú. Sin embargo, Prat decidió no enviar más agentes, según afirman fuentes populares consultadas.

Los agentes que protegían el mitin del Partido Popular eran unos cincuenta, según afirman personas presentes en el acto: “Había unos treinta mossos d’Esquadra y veinte agentes de la Guardia Urbana para proteger a ochenta dirigentes, frente a entre cincuenta y sesenta violentos en el exterior”.

Montoro decidió salir porque iba a perder el AVE

Ante esta situación, los agentes recomendaron a los líderes del PP catalán que esperaran veinte minutos antes de salir, a la espera de que se terminara la “lluvia” de objetos. “Pero los mossos no hicieron nada”, denuncia un dirigente que acudió al acto y que, como el resto, se vio atrapado por los incidentes que ocurrían en la calle. Muchos asistentes, al final, tuvieron que permanecer más de 45 minutos esperando en el salón donde se celebraba el mitin.

A pesar de la recomendación de esperar a que “amainara” la agresión, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas decidió salir en coche: tenía que coger el AVE, y si esperaba más terminaría perdiéndolo.

Los miembros de la organización del PP pidieron a los agentes de los Mossos d’Esquadra que retiraran las grandes macetas que los radicales habían colocado en una de las salidas para impedir el paso de los coches. La respuesta de los policías autonómicos catalanes fue taxativa: "Nosotros no estamos para quitar macetas".

Por ello, los coches oficiales tuvieron que dar marcha atrás, salir por otro lugar y en ese momento se produjo la contradicción entre las órdenes de los policías y la decisión de los escoltas de los políticos populares. Fue al salir Cristóbal Montoro cuando los radicales se ensañaron con el vehículo, que entre pedradas y botellazos pudo finalmente escapar de la agresión.

El PP pedirá la comparecencia del conseller de Interior

Fuentes del Partido Popular catalán aseguran a ECA que esta agresión, la más grave que han sufrido en esta campaña electoral para las elecciones europeas, no se va a quedar ahí y que van a pedir responsabilidades políticas y judiciales.

En concreto, entre otras acciones, van a solicitar la comparecencia en el Parlament del conseller de Interior, Ramón Espadaler, que precisamente hoy ha acusado a los escoltas de los dirigentes populares de haber desobedecido las indicaciones de mossos y policías locales, facilitando así la agresión de los manifestantes contra el coche en el que trataban de salir Cristóbal Montor y Alicia Sánchez-Camacho.

Además, desde el PP catalán confirman que la formación política va a presentar una denuncia en los juzgados por esta agresión a sus dirigentes en Vilanova i la Geltrú.