Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Ceuta y Melilla

Defensa da marcha atrás y rompe el acuerdo para ceder terrenos de la Legión al gobierno de Melilla para la construcción de un recinto de ocio y rezo orientado a los musulmanes

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El gobierno de Melilla se ha visto obligado a paralizar las obras para construir un recinto dedicado al ocio y a los actos religiosos de los musulmanes residentes en la ciudad. Las nuevas instalaciones ocupaban parte de unos terrenos que Defensa cedió y que ahora quiere recuperar. Como ya adelantó El Confidencial Autonómico -véalo aquí-, Defensa cedió al gobierno de Melilla los terrenos del 'tercio' Gran Capitán, donde se entrenan los legionarios. Con esta concesión, se iba a llevar a cabo la construcción de una plaza 'multiusos' en el barrio musulmán de Cabrerizas, que sería utilizada para actividades de ocio y, sobre todo, para los rezos durante las dos fiestas religiosas más importantes del año para los musulmanes: la Pascua y el Ramadán. Sin embargo, y sólo un mes después de recibir el visto bueno por parte del Ministerio dirigido por Carme Chacón, el gobierno de la ciudad autónoma se ha visto obligado a paralizar las obras, tras recibir de Defensa una nueva misiva en la que se informaba que, finalmente, no se iba a ceder los terrenos de la Legión. Por tanto, el proyecto, que ya había sido adjudicado y aprobado bajo subvención de 600.000 euros, ha quedado paralizado. Al propio gobierno autonómico, que era el que iba a cubrir con los gastos, y que ya había adjudicado el plan a una constructora, la decisión le ha cogido por sorpresa: "Sólo nos faltaba la respuesta afirmativa por parte de la administración central y, después de dárnosla y de iniciar las obras, cambian de opinión". No obstante, los mayores sorprendidos son los propios musulmanes. La presidenta de la Asociación por la Solidaridad y la Igualdad Social de Melilla, Ikram Aanan Mimún, afirmó que no puede entender que desde el Gobierno de Zapatero, se predique por los países del mundo, por una Alianza de Civilizaciones y por un Diálogo Social, que hasta cierto punto casi nunca es efectivo en su propia casa, "como ha demostrado con su actitud negativa hacia la adjudicación del terreno para la elaboración de tan ansiado y esperado proyecto".