Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Ceuta y Melilla

La Policía refuerza la frontera con Marruecos con tres nuevos detectores de latidos

Ceuta y Melilla

Los dispositivos alertan de la presencia de personas ocultas en los vehículos que llegan a Ceuta, Melilla y los puertos marítimos del sur

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En las últimas semanas, las oleadas de subsaharianos que tratan de llegar a territorio español en Ceuta y Melilla se han multiplicado. La Policía Nacional va a reforzar con nuevos sensores los controles en los puestos fronterizos, por donde muchos inmigrantes ilegales consiguen colarse ocultos en dobles fondos de coches y camiones.

Un inmigrante ilegal descubierto en el parachoques de un coche. Un inmigrante ilegal descubierto en el parachoques de un coche.

Desde hace varios años, los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado que vigilan las fronteras cuentan con un equipo tecnológico cuya función es detectar a inmigrantes que tratan de llegar a España escondidos dentro de la carrocería de los vehículos.

Se trata de un sistema de detección de latidos de corazón: un dispositivo, montado en un pequeña carro de dos ruedas manejado por un agente, que cuenta con cuatro sensores sísmicos capaces de percibir las ondas que generar el latido de cualquier ser vivo, ya sea un animal o una persona escondida.

Lucha contra las mafias de inmigración ilegal

El Confidencial Autonómico ha podido saber que la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior va a adquirir tres nuevos sistemas de detección de personas ocultas en vehículos, para destinarlos a puestos fronterizos.

En concreto, los tres dispositivos -que costarán 250.470 euros- estarán a disposición de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras de la Policía Nacional.

Aunque los pliegos no especifican dónde se instalarán los tres nuevos detectores de latidos, sí que detallan cuál es su objetivo: luchar contra las mafias que introducen inmigrantes ilegales en España desde Marruecos.

Eso implica, por tanto, que pueden ir destinados a los pasos fronterizos de Ceuta y Melilla, pero también a los puertos de Algeciras, Tarifa, Cádiz, Málaga, Almería y Alicante, a los que llegan barcos y ferrys procedentes del país norteafricano.

En estos puntos fronterizos, la Guardia Civil ya contaba con más de una docena de sistemas detectores fijos y móviles. Ahora, la Policía Nacional (que es la encargada de vigilar, por ejemplo, los puestos fronterizos del Tarajal en Ceuta, o de Beni Enzar y el Barrio Chino en Melilla), también dispondrá de estos equipos tecnológicos para controlar las fronteras.

De acuerdo con el pliego de cláusulas administrativas, consultado por ECA, estos equipos móviles detectores de latidos “permiten una inspección más rápida y eficaz de los distintos tipos de vehículos” y aliviarán considerablemente “la saturación de los puestos fronterizos”.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·