Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Ceuta y Melilla

Problemas en los controles de entrada y salida

Tapones en la frontera de Melilla: los policías piden más agentes y perros detectores de droga

Ceuta y Melilla

Advierten que este verano se producirán grandes aglomeraciones en los pasos con Marruecos por falta de medios

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Con el comienzo del verano muchos turistas usan los puestos fronterizos de la ciudad de Melilla para viajar y hacer turismo en Marruecos. Policías y Guardias Civiles lamentan que la falta de personal hace que a finales de julio y principios de agosto se generen grandes aglomeraciones a su vuelta.

Frontera Farhana-Melilla Frontera Farhana-Melilla

El Confidencial Autonómico pudo hablar con fuentes internas de la Guardia Civil que la carencia de personal hace que los controles en las fronteras se hagan más despacio ya que hay que comprobar que no se introduce nada de manera ilegal dentro de las fronteras españolas.

Las fuentes consultadas por ECA confirman que los agentes de seguridad echan en falta la presencia de perros policía que les permitiría agilizar el proceso para localizar a personas que intentan entrar en España de manera ilegal. Asimismo los animales ayudarían a localizar con más facilidad mercancías ilegales como droga o explosivos.

Las grandes concentraciones forman pequeños tapones que generan una situación donde aumentan los pequeños hurtos, las peleas por las largas esperas, discusiones por la larga espera a altas temperaturas, etc. Una situación, afirman las fuentes, que se resolvería con un aumento en el personal de seguridad. Los agentes ven con buenos ojos el concurso de 50 plazas nuevas para esta función por parte de la administración pero piden más medios para la temporada de verano.

También fuentes del Sindicato Unificado de Policía de Melilla alertaban de la falta de medios en el puesto fronterizo de Farhana que es el segundo más importante por lo que califican de “descontrol” de vehículos y unas condiciones que generan inseguridad para los ciudadanos y los propios agentes.

Las fuentes consultadas por este diario explicaron que el hecho de que haya un gran volumen de vehículos hace que las mafias aprovechen para intentar esconder personas en los coches. La falta de personal ralentiza el proceso de chequeó lo que provoca las aglomeraciones y el aumento de tensión en la frontera.

Por otro lado en el paso costero de Beni Inzar tiene una situación de gran volumen de llegada de embarcaciones. Los agentes dicen que si tuviesen más infraestructuras como puestos de control con escáner permitiría hacer con más rapidez la operación de control.

Los intentos de salto de la valla han disminuido

Por otro lado, las fuentes consultadas afirman que el buen trabajo de las fuerzas de seguridad ha conseguido que hayan disminuido los saltos de las valla. También la labor que realizan las patrullas marítimas ha hecho que muchas mafias dejen de hacer tráfico de personas en pateras para cruzar el Estrecho.

Al ser más difíciles los antiguos métodos, los agentes de seguridad han visto que ahora las mafias han cambiado de estrategia. En vez de cruzar el Estrecho, las embarcaciones de inmigración ilegal tienen como objetivo llegar a otras costas más alejadas que las de Cádiz de la península lo que hace que el viaje sea más largo y más peligroso para las personas que quieren llegar a territorio español.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·