Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Ceuta y Melilla

La oleada de violencia ha provocado ya varios asesinatos

Ceuta se convierte en un campo de batalla entre bandas de narcotraficantes

Ceuta y Melilla

La Policía detecta un salto de peligrosidad en zonas como el barrio de El Príncipe: “Antes disparaban a las piernas para avisar; ahora tiran a matar”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El viernes 28 de marzo, un joven murió en Ceuta después de ser tiroteado por dos encapuchados en el barrio de El Príncipe. Días antes, un delincuente encañonó a una patrulla de la Policía. Desde hace meses, la violencia se ha incrementado en esta ciudad autónoma y siempre va ligada al tráfico de drogas: la vigilancia en el Estrecho se ha reforzado, y las bandas que enviaban hachís a las costas andaluzas han visto cómo se reduce su negocio.

Fardos de hachís interceptados por la Policía Nacional en Ceuta. Fardos de hachís interceptados por la Policía Nacional en Ceuta.

El crimen más reciente es la muerte a balazos de un chico de 20 años en la plazoleta central del barrio de El Príncipe Alfonso. El joven murió en el hospital por una herida en el corazón fruto de los disparos que dos individuos, con la cara tapada con cascos de moto, realizaron contra él.

No es el único incidente violento que se ha producido recientemente en Ceuta, y en concreto en el barrio de El Príncipe, considerado uno de los más peligrosos de toda España. Pocos días antes, un varón de 32 años sufrió heridas en el cuello por dos esquirlas de bala cuando un desconocido pretendía alcanzar a otra persona.

También hace poco se produjo en esta zona de Ceuta un episodio violento: un joven encañonó a un policía nacional de la Unidad de Prevención y Reacción. El sospechoso pudo escapar gracias a que un grupo de vecinos del barrio impidió la detención al obstaculizar la tarea de los agentes entre las calles del barrio.

La causa de la violencia: el tráfico de drogas

Fuentes del Cuerpo Nacional de Policía en Ceuta explican a El Confidencial Autonómico que la tensión y la violencia se ha incrementado en los últimos meses en la ciudad española del norte de África, y señalan un patrón común en los asesinatos e incidentes: “Siempre vienen relacionados con el tráficos de estupefacientes”.

Hay que recordar que el verano pasado murió en un tiroteo Mustafá Ahmed Abdeselam, conocido como ‘Tafa Sodia’, el cabecilla de una de las organizaciones criminales dedicada al tráfico de drogas y la extorsión. Este asesinato puso en alerta a las Fuerzas de Seguridad, que ya temieron una escalada de violencia.

Según asegura un agente de la Policía Nacional, la mayoría de los episodios criminales de los últimos meses obedece a una ‘guerra’ entre bandas de narcotraficantes rivales para controlar el tráfico de droga que llega desde diversos países de África y que desde Ceuta se envía a las costas andaluzas para distribuirse por España y otros países de Europa.

La causa de este repunte de la violencia en Ceuta es el refuerzo de la vigilancia en el Estrecho de Gibraltar, que en los últimos años ha conseguido reducir sensiblemente el envío de hachís a las costas de Andalucía.

“Antes, con un ‘lanchazo’ [un envío de fardos en lanchas neumáticas] conseguían 10 ó 15 millones de euros”, explican fuentes policiales de Ceuta. Además, el florecimiento del negocio de la droga permitía ‘emplear’ a muchas personas y bandas en el narcotráfico.

Sin embargo, ahora se envían menos lanchas con hachís y muchas de ellas son interceptadas, por lo que “a menos repartir, hay más conflictos”. En concreto, las fuerzas de seguridad tienen identificadas a unas dos o tres grandes organizaciones de narcotráfico en Ceuta, que son las que ahora se están enfrentando por el control del poco tráfico que circula en dirección a la Península.

Salto de peligrosidad

“Ahora, si alguno consigue meter mercancía en la Península, otros van a ir a pedirle que les pague viejas deudas”, cuenta un veterano policía de Ceuta. En los últimos tiempos, ante la restricción del negocio, las bandas están intentando ajustar cuentas que en los tiempos de bonanza dejaban pasar, pero que ahora suponen parte importante de sus ingresos.

Además, hay casos de extorsión, de robo de droga entre los ‘narcos’... Esta situación es la que está causando la escalada de violencia: “Sobre todo ha aumentado la utilización de armas de fuego”.

La muerte del joven tiroteado el 28 de marzo en el barrio de El Príncipe -los primeros datos de la investigación apunta a que los autores del asesinato se podrían haber confundido de persona- es una muestra más de que las bandas criminales han dado “un salto de peligrosidad”: “Antes, incluso en la época dura de la droga en Ceuta, pegaban un tiro en las piernas para avisar a quien les debiera dinero o droga, para que pagara. Pero ahora directamente tiran a matar”.

Los agentes denuncian que no tienen ni cámara de fotos con zoom

Este aumento de la peligrosidad en el barrio de El Príncipe y en otras partes de Ceuta ha puesto en alerta a los policías que patrullan la ciudad, que ahora van con más precaución. Sobre todo con ese episodio del delincuente que encañonó con su arma a un agente y que, encima, pudo huir porque los vecinos de El Príncipe lanzaron piedras a los policías que lo perseguían.

“Mientras se dispara la inseguridad, nos falta personal. Se ha reforzado en la valla, y en los pasos fronterizos por los que pasan los porteadores. Pero para la seguridad ciudadana, sólo han mandado a un agente, tres subinspectores y dos inspectores... Ridículo”, se lamenta un representante sindical del Cuerpo Nacional de Policía, que además señala que ha habido varios fallecimientos, jubilaciones, traslados...

A las quejas por la falta de agentes se suman los lamentos por la carencia de medios para perseguir el crimen organizado: “No tenemos ni una cámara de fotos con zoom para investigar a los narcotraficantes, tenemos que usar nuestras cámaras personales”.

Tampoco cuentan con dispositivos de seguimiento, y además, según relata un policía, no se ha renovado la flota de vehículos camuflados: “Ya los conoce todo el mundo, hasta mi hija de diez años reconoce a mis compañeros cuando circulan con los coches camuflados. Si los conoce ella, entonces los narcotraficantes...”.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·