Miércoles 27/07/2016. Actualizado 11:52h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Ceuta y Melilla

Los empresarios andaluces y catalanes extorsionados en Marruecos logran que la UE informe de su caso a todos los países comunitarios

Ceuta y Melilla

La Asociación de Afectados por la Extorsión en Marruecos califica de "ofensa" la última reunión con un responsable del Ministerio de Asuntos Exteriores

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El caso de los empresarios españoles extorsionados en Marruecos ya ha recibido una respuesta de la Unión Europea. El Servicio Europeo de Acción Exterior, que dirige la Alta Representante Catherine Asthon, se ha comprometido a tratar el tema en cooperación con los estados miembros que tienen presencia diplomática y comercial en Marruecos. Los afectados denuncian que la acción de las autoridades españolas es mucho menos decidida.

La Alta Representante para Asuntos Exteriores de la UE (izquierda), y uno de los empresarios extorsionados, durante una huelga de hambre.

Tres años después de comenzar su lucha para defenderse de la extorsión sufrida en Marruecos, los empresarios afectados y reunidos en una asociación han conseguido un primer gesto por parte de las autoridades europeas.

Después de seguir las indicaciones de la Comisión Europea, de reunirse con responsables del Servicio Europeo de Acción Exterior y de la Dirección General de Comercio de la UE, y de enviar la documentación requerida, las autoridades comunitarias han reconocido varias de las reivindicaciones de estos empresarios.

Fuentes de la Asociación de Afectados por la Extorsión en Marruecos destacan a El Confidencial Autonómico la importancia de que la UE, en una carta enviada a Rodrigo Rodríguez (de la empresa Torreblanca), haya reconocido que la extorsión fue causada por una empresa -Immolog- que es propiedad en un 50% del grupo público Compagnie Genérale Immibilière, que controla el Gobierno marroquí.

La UE estudiará el caso con los estados miembros

Partiendo de esa participación del gobierno de Marruecos en la compañía que acosó con sicarios a las empresas constructoras andaluzas y catalanas y les expulsó de las obras, la asociación ha conseguido que la Unión Europea se involucre activamente en la solución de este conflicto.

Según la carta enviada por el Servicio Europeo de Acción Exterior, a la que ha tenido acceso ECA, las autoridades comunitarias piden más información sobre las empresas y sectores que se hayan visto afectadas este posible caso de extorsión.

Todo ello permitirá tanto a nuestros servicios como a la Delegación de la UE en Rabat estudiar con más detalle el caso en cooperación con los consejeros económicos y comerciales de los Estados Miembros de la UE allí presentes y, cuando sea apropiado, suscitar el tema ante las autoridades marroquíes”, afirma uno de los jefes de división de la diplomacia europea.

Uno de los empresarios extorsionados explica a El Confidencial Autonómico que esta decisión es muy satisfactoria para ellos, ya que supone un espaldarazo a sus reclamaciones e implica que el resto de países miembros de la UE conocerán el caso, con lo que todos juntos pueden presionar al gobierno de Marruecos.

La actitud del Gobierno español, según asegura esta Asociación de Afectados por la Extorsión en Marruecos, es muy distinta a la de las autoridades comunitarias.

Indignación con el ministerio de Asuntos Exteriores

La indignación con el Ejecutivo central, en general, y con el ministerio de Asuntos Exteriores, en particular, es palpable en estos empresarios extorsionados en Marruecos. De hecho, comparan la reacción inmediata del Gobierno de Rajoy ante al expropiación de YPF a Repsol en Argentina con el "ninguneo" que, según ellos, sufren por sno ser grandes empresas.

En concreto, las fuentes consultadas por ECA señalan una reciente reunión en la sede del ministerio que dirige José Manuel García-Margallo como fuente de esa indignación. "Después de tres años, nos recibe un subdirector general de Relaciones Económicas Bilaterales que acababa de incorporarse y no conocía el caso", afirman sobre Javier Sangro de Liniers, su interlocutor en esa reunión.

Lo que más enfadó a los empresarios afectados es que, a la pregunta de si el Gobierno español reconoce que el marroquí participa en la empresa extorsionadora, Sangro se limitó a decir: "No contesto a la pregunta".

"¿Qué significa ‘no contesto’? Nos ha parecido una ofensa, califico la reunión de lamentable", afirma indignado un responsable de la Asociación de Afectados por la Extorsión en Marruecos, que apunta que el próximo 9 de enero habrá otra reunión, en este caso con asesores del ministro de Industria, Energía y Turismo.

Sin embargo, las esperanzas de estos empresarios en la acción del Gobierno español para defender sus derechos es escasa: "Sólo esperamos a que actúe Europa".