Miércoles 20/09/2017. Actualizado 01:00h

  • Ir a RSS
·Publicidad·

Ceuta y Melilla

El refuerzo de la valla de Melilla “no será la solución” contra los asaltos de inmigrantes sin papeles

Ceuta y Melilla

Los guardias civiles que custodian la frontera creen que no evitará los asaltos de 'sin papeles' pero sí puede producir “alguna desgracia”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Gobierno está reforzando la seguridad en la valla que separa Melilla del territorio marroquí para intentar frenar la entrada de inmigrantes ilegales que saltan la verja en oleadas. En los puntos donde suele haber más “saltos” se ha vuelto a instalar una concertina de alambre con cuchillas que, según denuncian las asociaciones de guardias civiles, no será la solución definitiva al problema pero, sin embargo, puede producir heridas muy graves a los “sin papeles” que se queden enganchados.

Las nuevas medidas de seguridad en la valla, "ineficaces" y "peligrosas". Las nuevas medidas de seguridad en la valla, "ineficaces" y "peligrosas".

En los puntos de la valla entre Melilla y Marruecos donde se producen más entradas en inmigrantes se están instalando nuevos elementos para tratar de dificultar el salto de los “sin papeles”.

Además de una malla “antitrepa”, con agujeros más pequeños que impiden agarrarse con los dedos, se está colocando en lo alto de las verjas una concertina, es decir, un rollo de alambre con pequeñas cuchillas afiladas, similar al que hay en los perímetros de algunas cárceles.

Estas y otras medidas fueron presentadas por el delegado del Gobierno en Melilla, Abdelmalik El Barkani, como una solución a las avalanchas de subsaharianos que periódicamente tratan de llegar a suelo español saltando la valla.

Los guardias civiles que custodian esa valla, sin embargo, son mucho más escépticos respecto a la efectividad de estos nuevos elementos de refuerzo.

Una buena medida que no es suficiente

Un portavoz de la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) con el que ha contactado El Confidencial Autonómico aseguran que la sirga tridimensional que se instaló en 2006 no ha sido muy eficaz y creen que la nueva malla “puede ser una buena medida”, algo que comparten en la Asociación Pro Guardia Civil (APROGC): “Las mejoras en la valla siempre son bien recibidas”.

Desde la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) en Melilla con el que ha contactado El Confidencial Autonómico afirma que esta valla reforzada sí dificultará el acceso a los inmigrantes que intenten saltar, “pero no va a ser la solución definitiva”. “Dudo que una valla más grande sea mejor”, asegura Guillermo Prada, delegado de la APROGC en Melilla.

Ya hubo heridos graves

Además de la poca efectividad de las mejoras introducidas en la valla también preocupa el peligro que puede conllevar el nuevo alambre con cuchillas instalado, que ya se colocó entre 2005 y 2007 y se retiró porque algunas de las personas que intentaron saltar sufrieron graves lesiones. “Probablemente va a haber heridos”, afirman desde la AEGC.

El portavoz de la AUGC explica que las mafias que ayudan a los “sin papeles” a llegar a Melilla les aconsejan para que, antes de saltar, se cubran la piel con guantes, chaquetones gruesos y varias mudas de ropa para protegerse. Aún así, cree que con la nueva alambrada “lo único que se puede producir es una desgracia”.

La clave: que Marruecos colabore con España

Las tres asociaciones consultadas coinciden en señalar que el problema de la inmigración es muy amplio y excede las mejoras que se pueden introducir en la valla. Para los representantes de los agentes de la Guardia Civil de Melilla, la solución a las avalanchas de inmigrantes sin papeles tiene un nombre: Marruecos.

La AEGC pide al Gobierno central que insista en exigir a las autoridades marroquíes colaboración para frenar las llegadas de subsaharianos que tratan de entrar ilegalmente en la ciudad autónoma española.

El portavoz de la Asociación Unificada de Guardia Civiles explica que ellos proponen poner en marcha patrullas conjuntas de agentes españoles y marroquíes por la zona de tierra de nadie que separa los territorios de los dos países. También asegura que cuando el gobierno marroquí se decide realmente a actuar contra la inmigración ilegal, no hay avalanchas contra la valla de Melilla.

La Asociación Pro Guardia Civil pide que a los inmigrantes que son interceptados en la valla se les aplique el procedimiento acelerado de readmisión, que permite a los agentes llevar a los detenidos ante la frontera para ser entregado a las autoridades marroquíes.

Su portavoz, Guillermo Prada sentencia tajantemente: “Si Marruecos vigilara bien, daría igual que la valla sea de tres o de seis metros; los inmigrantes no entrarían a Melilla”.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·